“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

31 dic. 2016

Aciera-Caranga Baxu-La Portellona Morneo-La Canal Pedroso-La Veiga Forcada-El Mantiegu-La Chera

Fecha: 31-Diciembre-2016 
Situación geográfica: La Pena Caranga (Quirós-Proaza) 
Itinerario: Aciera-Caranga Baxu-Senda del Oso-La Portellona Morneo-Canal Pedroso-El Campanario-La Veiga Forcada-La Silla-El Alto-Llampapólvora-Cueva Cutu Narices-El Mantiegu (1134 m)-Campa'l Piojo-El Sardonal-La Chera-Pirueño-El Llano-Aciera 
Tipo de ruta: Circular 
Desnivel positivo acumulado: 1084 m 
Distancia recorrida: 14,5 km 

Mapa topográfico del IGN

Perfil: 14,5 km

Sábado, 31 de diciembre de 2016. Como no podía ser de otra manera, despedimos el año con una salida al monte por La Pena Caranga dejando estacionado nuestro vehículo en Aciera (420 m), lugar de la parroquia de Las Agüeras, en el concejo de Quirós

Bajo una helada de consideración, sobre las 8:35 h, iniciamos la ruta bajando desde Aciera a enlazar con la carretera comarcal AS-229

Cruzamos la carretera para enlazar con la Senda del Oso a la altura del embalse de Valdemurio (construido en 1967, se utiliza para la producción eléctrica, moviendo la turbina de la central de Proaza). Con rumbo Oeste, caminamos por esta conocida senda saliendo del concejo de Quirós para entrar en el de Proaza antes de atravesar El Túnel d'Entepenas

Con rumbo Norte, caminamos paralelos a la carretera llegando a la altura de Caranga Riba (260 m), a orillas del río Trubia, donde destaca la Ermita de Nta. Sra. de los Remedios

Desde la senda observamos como un jabalí "fociquea" por una prao cercano al pueblo

Más adelante, antes de llegar a Carango Baxu, nos desvíamos temporalmente de la senda cogiendo un sendero que sube a la derecha hasta alcanzar una nave para el ganado en las tierras de Dintiellu

De nuevo en la senda nos acercamos a Caranga Baxu (250 m)

Aquí abandonamos la Senda el Oso para adentrarnos en el interior del pueblo donde cogemos un camino que, en principio, sube al NE entre una mata de castaños y que, posteriormente, gira al Este para ir ganando altura en varias revueltas

Tras un empinado ascenso nos aproximamos a una cuadra en La Pila

Desde La Pila seguimos progresando por el marcado camino hasta llegar al manantial próximo a La Veiga donde sacaban agua para Caranga Baxu. Desde allí continuaremos al Norte en busca de La Portillona Morneo siguiendo algunos senderos apenas esbozados que, más adelante, se pierden en el interior del bosque. Por este terreno hay que estar atento pues es muy fácil desorientarse...

Finalmente, logramos llegar al singular paraje conocido como La Portellona Morneo (en Villamexín) o La Portellona Orneo o Erneu (en Caranga)

La Portellona Morneo (Orneo o Erneu) es la entrada a un terreno muy cuesto y cerrado entre peñas...

... El Güerto Morneo (Orneo o Erneu). Este pasto tan empinado no tiene salida en su parte inferior pues presenta unos cortados insalvables

Visitado este paraje que hacía tiempo queríamos conocer afrontamos una empinadísima ascensión con rumbo Este

Al poco de iniciar el ascenso nos acercamos hasta La Cueva Canal Pedroso donde los animales encuentran un buen abrigo

A partir de aquí empieza la verdadera ascensión por Canal Pedroso, una hermosa y empinadísima canal pedregosa que discurre encajada entre las peñas calizas que, sin embargo, no ofrece ninguna dificultad técnica salvo el fuerte desnivel a salvar

Tras una dura pero guapa ascensión llegamos a la parte cimera de Canal Pedroso que está cerrada por una pared rocosa que se salva con un pequeño paso pero bastante aéreo y sin apenas agarres. Aquí es donde estriba la mayor dificultad en esta canal, por ello pienso que es desaconsejable que nadie suba por aquí si tiene algo de vértigo y no es muy ducho en este tipo de terreno. Personalmente, quizás no vuelva a subir por aquí pues me atasqué por un momento aunque luego lo pasé sin mayores problemas, son un par de metros pero... Luego, gente que tenía cabras por esta zona nos comentaron que no salían de la canal por aquí sino que a media subida se tiraban a la izquierda para ascender por la peña hasta salir al Llano Campanario

Aunque costó superar ese paso el esfuerzo mereció la pena pues, de pronto, nos encontramos con una "joya" natural, El Campanario. Se trata de una formación rocosa semejante a un campanario en cuya proximidad se encuentra un texo centenario. Sabía de él por Javier Cienfuegos y a fe que estaba en lo cierto, se trata de un paraje de extraordinaria y singular belleza

Al sobrepasar El Campanario aún nos resta superar una corta pero "arrimada" cuesta herbosa

Al fin, salimos al extenso pastizal de La Veiga Forcada, bajo el pico Forcada y el collado La Silla hacia el que nos dirigimos

Tras cruzar por el collado La Silla afrontamos al Sur un corto descenso

Al pasar por El Alto (Collado la Forcá, en el IGN) seguimos adelante en suave ascenso

Sobrepasamos el singular a la par que hermoso Cutu Reondu

Pasamos a la otra vertiente siguiente un marcado sendero que discurre por las empinadas laderas de La Verde (La Verdi, al decir de los lugareños)

Más adelante, en la vertiente hacia Caranga, cogemos un apenas esbozado sendero inferior por el que progresaremos a media ladera. Toda esta "fastera" se conoce como Llamparapólvora (en Vilamexín) o Llampapólvora (en Caranga), una empinadísima ladera herbosa, limpia de piedras y maleza

Más adelante, en la base de una peña se encuentran un par de oquedades, una a cada lado, La Cueva Cutu Narices

Tras pasar por Cutu Narices seguimos adelante por terreno pedregoso pasando por encima del "fayéu" de Los Repilos

Giramos bruscamente a la izquierda para afrontar el ascenso de una empinada canal

Con rumbo Este, subimos por esta canal (hemos preguntado pero parece que nadie la conoce con nombre alguno) que no presenta más dificultad que el fuerte desnivel a salvar

Casi en la cabecera de la canal nos desplazamos a la derecha para seguir al Sur por la arista cumbrera

Superadas un par de cotas nos dirigimos hacia el pico El Mantiegu (1134 m)

Apenas paramos en el cumal más que para sacar una foto hacia el Cutu Mar (Cutu Narices)

De inmediato, reanudamos la marcha atravesando Las Camperas del Mantiegu, una extensísima pradera que el ganado suele frecuentar, sobre todo, en el verano por ser una zona más fresca

Un vistazo atrás para ver nuestro descenso desde el pico El Mantiegu

Dejamos atrás Las Camperas del Mantiegu para seguir descendiendo ahora por La Campa'l Piojo, otra pendiente pradera mucho más pedregosa que las anteriores

En la parte cimera de esta campera se encuentra una pequeña cueva

Un poco más abajo llegamos a una horcadina

Desde nuestra posición damos vista al Norte hacia La Cueva l'Arena (Cualarena)

Continuamos perdiendo altura de manera vertiginosa bajando por el jitado sendero yendo arrimados a verticales paredes calizas y sobrepasando varios crestones rocosos

Alcanzamos un pequeño colladín donde tendremos que girar a nuestra izquierda

Continuamos bajando al SE al entrar en una zona más tendida conocida como El Sardonal

En la entrada de La Chera (o Canal de Pirueño) cogemos un marcado sendero por el que bajaremos en sucesivas revueltas

La empinada canal, con un alargado llerón en su parte central, se emplaza entre altas peñas de formas singulares

De forma vertiginosa alcanzamos la base de la canal

Más abajo, atravesamos el caserío de Pirueño (540 m)

También cruzamos por la aldea de El Llano, famosa por su refugio y su Escuela de Escalada (20 sectores y cerca de 300 vías de escalada en toda la sierra)

Sobre las 16 h ponemos punto final a esta corta pero vertical ruta por La Pena Caranga de unos 14,5 km de recorrido y 1084 m de desnivel positivo acumulado. La mejora manera de despedir un buen año montañero. La mayor parte de la toponimia que aparece en este reportaje nos ha sido facilitada por lugareños como Juan, Jesús, Chuso, Manolo, Julio y Efraín a quienes agradecemos de todo corazón su desinteresada colaboración y gran amabilidad hacia nosotros. También nos sirve de gran ayuda el cuadernillo de toponimia correspondiente a la parroquia de Caranga, escrito por Antonio Alonso De la Torre. Saludos y hasta la próxima