“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

16 feb. 2014

Homón de Faro-Curriechos (La Boya)

Fecha: 16-Febrero-2014
Situación geográfica: Cordal de Carracedo
Itinerario: Congostinas (Lena)-El Cuñu-El Cueyu-El Xafre-La Cochá-Vega La Cava-Portiechu La Cava-Portiechu Busián-Homón de Faro (1661 m)-Portiechu La Boya-Curriechos (La Boya) (1728 m)-Mayáu Buschumoso-Portiechu La Boya-Portiechu Busián-Portiechu La Cava-Cochaón de Busián-Las Cochás-Picoces-Las Felechosas Cimeras y Fonderas-El Mortiru-Yanamontán-Rozamil-Trapiecha-El Cuñu
Distancia: 16 km


Mapa topográfico del IGN

Domingo, 16 de febrero de 2014. Paso por la localidad lenense de Congostinas (640 m), distante 14 km de Pola de Lena, cuyo nombre responde a la situación del pueblo a la salida del profundo estrechamiento del valle

Supero Congostinas siguiendo una pista que pasa al lado de la iglesia ganando altura en varias curvas hasta llegar a las cercanías del caserío de Linares, en una bifurcación conocida como el Canto del Cuñu (790 m)

Comienzo a caminar sobre las 9:45 h tomando esta ancha pista en dirección SE, coincidente con el GR-109 "Asturias interior"

Sobrepaso enseguida las casas ruinosas de El Cuñu, antiguas viviendas para las familias mineras

La trayectoria varía al Este

Dejo un ramal a mi izquierda y sigo de frente

Paso a continuación junto a las cabañas de El Cueyu, lugar de enlace con el camino que llega por la izquierda de La Cerezal

Rebaso unas cabañas situadas a ambos lados y cruzo una riega

Llego a la explanada de El Xafre donde hay una cabaña en buen estado

El Xafre (1005 m)

A escasos metros de El Xafre nos encontramos con esta bifurcación donde tuerzo a la izquierda dejando al frente la pista que se dirige a las Minas de Tuñón-Linares

Comienza un sinuoso ascenso al Norte por una ancha pista de tierra

Enseguida llego al rellano que acoge las cabañas de Tablao

Sigo ganando altura por la pista pasando por este pequeño rellano, La Cochá

Desde La Cochá contemplo las cabañas del mayáu Brañaloso. Al fondo, se encuentra el cordal por el que bajaré a mi regreso

Tras dar una curva a la derecha me desplazo por la ladera hacia el Este

Atrás dejo la Cochá el Acíu (1468 m), amplia entalladura del Cordal de Carrocedo delimitando los concejos de Aller y Lena

En este punto entronco con la Vía Romana de La Carisa (Camino Real de La Carisa), camino de origen prehistórico que se adentra en Asturias desde la Meseta castellana, atravesando la barrera montañosa de la Cordillera Cantábrica. Es una vía terrena que fue mejorada en el 26 a.C. por el general romano Publio Carisio (de donde procede su nombre). Con una longitud de 42 km, esta vía entra por la Collá Propinde, asciende suave por Las Retuertas, pasa bajo el pico Tres Conceyos, sigue por La Cruz de Fuentes, El Tunelón, La Boya, Busián, La Cava, Collá Potrera, Chixincos, Carraceo, Carabanés..., Carabanzo y Ujo. Muchos tramos originarios fueron sustituidos por una tupida red de pistas ganaderas y mineras que han devaluado este rico patrimonio viario

Me adelanta una pareja que viene corriendo desde Los Tornos y se dirigen a La Boya mientras me voy acercando a la Vega la Cava

La Vega la Cava (1453 m) es una zona verdaderamente encuevada

Me salgo un momento del camino para acercarme hasta el cercano Mayáu La Cava, amplio pastizal

De nuevo en el camino remonto con decidido rumbo Sur la ladera occidental del pico Homón de Faro

Tras dar una curva a la izquierda giro hacia el Este en dirección al Portiechu la Cava

A la derecha del Portiechu La Cava (1549 m) se encuentra el precioso Mayáu Busián mientras al frente observo la alargada silueta del pico Homón de Faro hacia el que me dirijo

Un poco más adelante, a mano izquierda, se encuentra esta remozada fuente-abrevadero

Continúo hacia el Portiechu de Busián

El Portiechu de Busián (1587 m), bajo la ladera meridional del Homón de Faro

Desde el Portiechu de Busián me acerco hasta este espolón donde se emplaza la llamada Torre del Cantu Busián

Torre del Cantu Busián, torre vigía defensiva suspendida sobre el valle se levantó esta construcción de planta cuadrangular de 7 m de lado y muros de un metro de grosor de aparejo rejuntado con barro y que debió tener buen alzado, quizás dos o tres plantas

Las vistas desde este espolón son impresionantes

Hacia el E-SE, el Portiechu La Boya, el pico Curriechos (La Boya) y, más allá, el Estorbín de Valverde y el Tres Conceyos con la collá Propinde. Bajo el Curriechos se emplazan las majadas Buschumoso, Trambasaguas, Vega Cimera y Brañacaballos

De inmediato, desde el Portiechu Busián acometo la corta ascensión al Homón de Faro

En poco tiempo llego a la cumbre

Victor M. en el Homón de Faro (1661 m). Según la tradición, en la cima existía un hito o mojón de piedras denominado "el homón de piedra", formado por enormes piedras que delimitaba los valles de Aller y Lena del que hace referencia Menéndez Pidal

Vista al O-SO: Torre del Cantu Busián, Majada Busián y Portiechu La Cava

Al NO, sobresale el pico Pedro García

Al NE, el valle allerano de Vallosera, la sierra del Mayaín y el cordal de Longalendo

Al SE, el Curriechos (La Boya), Estorbín de Valverde, Robequeras, Pisones y Tres Conceyos

Bajo del Homón de Faro hacia una colladina...

... para subir a otra cumbre inferior a la principal

Desde allí bajaré por el espolón oriental, algo tomado por la maleza, en dirección al Portiechu La Boya

Bajando del Homón de Faro encontramos estos restos de antiguas murallas defensivas

Llego hasta el Portiechu La Boya (1593 m) para desde allí acometer la ascensión al Curriechos por su ladera NO

Desde la subida echo un vistazo atrás para observar lo ya recorrido

Asciendo cómodamente siguiendo una pequeña senda entre las escobas hasta alcanzar la cumbre del Curriechos donde hay un vértice geodésico

Victor M. en el pico Curriechos (1728 m), también conocido como La Boya. En su superficie alberga el campamento militar romano de La Carisa, un cerro de forma redondeada, con dos zonas de fortificaciones interconectadas que consisten en tres líneas defensivas concéntricas que rodean la cumbre y otra zona que transcurre por la ladera occidental del monte, donde hay dps barreras compuestas por los fosos dobles que tras un largo trazado en línea recta confluyen en vértice en plena ladera para llegar a una fuente. Fue el asentamiento militar de mayor altitud de la Hispania y de cuantos de conocen en Europa

Las vistas desde esta cima son excepcionales. Así, al SE se extienden los alleranos Puertos de El Rasón y el Valle Las Mestas cerrados por las altas cumbres de la sierra del Cuadro

Un poco de zoom para acercarnos a estas majestuosas montañas

Al Este, sobresale el Torres junto a La Rapaína y la peña El Viento

El Tres Conceyos sobresale al Sur

Al SO, domina el paisaje la alargada figura del Ceyón

Al Oeste, las majestuosas Ubiñas

Después de disfrutar de tan maravillosas panorámicas toca bajar del Curriechos por su ladera SO, totalmente cubierta de escobas, hacia el mayáu Buschumoso

Salgo de nuevo al camino real donde seguiré rumbo Norte

Voy hacia el Portiechu La Boya

Pasando por la bifurcación del Portiechu La Boya

Con rumbo Oeste continúo hacia el Portiechu Busián

Desde el camino echo un vistazo a la izquierda del camino para contemplar las sucesivas majadas que se descuelgan valle abajo: Buschumoso, Trambasaguas, Brañacaballos, etc

Paso otra vez por el Portiechu de Busián

Atrás dejo el Portiechu La Boya y el Curriechos

Me dirijo hacia el Portiechu La Cava

Al llegar al Portiechu La Cava me salgo de la pista por su margen izquierda

Bajaré por el cordal que desciende por el oeste alcanzando en primer lugar el amplio Cochaón de Busián

Panorámica desde el Cochaón de Busián hacia el Homón de Faro y el Curriechos

Al Norte, se encuentra la Vega la Cava

Aunque esta zona es poco transitada se encuentran bien los pasos entre la maleza para bajar con mayor comodidad. Alcanzo al poco la zona conocida como Las Cochás

Me interno entre el frondoso hayedo

Para salir de nuevo al espolón rocoso desde donde observo en la ladera de enfrente la majada Felguerúa

A mi izquierda, la ladera se comprime en la zona conocida como Las Poleas de la Sorda

Sigo descendiendo por este cordal hasta llegar a la altura de Picoces donde me encuentro con una cabaña en ruinas

Según me contó un vecino, esta cabaña de Picoces fue construida en su tiempo por tres paisanos de Güelles

Vuelvo a internarme en el bosque

Desde Picoces he bajado a la colladina de Las Felechosas Cimeras (1285 m)

Un nuevo descenso me llevará hasta Las Felechosas Fonderas (1251 m)

Atrás dejo el tramo de Picoces y Las Felechosas para internarme de nuevo en el hayedo

Desde aquí bajaré hacia las colladas de El Mortiru y de Yanamontán cerradas al Oeste por el peñon de Susenche

Tras pasar por El Mortiru alcanzo la amplia collada de Yanamontán (1085 m), final de mi descenso desde el Portiechu La Cava

Continúo con rumbo NO por una pista que se dirige hacia las Minas de Tuñón-Linares

Pero yo me salgo de la pista para bajar monte a través

El descenso es muy cómodo y entretenido

Salgo a la amplia pradera con cabaña de Rozamil

Echando la vista atrás para ver desde dónde he bajado

Cruzo por la portilla de Rozamil

Doy con un cruce donde tomaré el camino a la derecha

Paso junto a la cabaña de Trapiecha

Durante un tramo voy paralelo al río Congostinas que cruzaré más adelante por un pequeño puente

Me espera una fuerte subida por la pista con rumbo NO

Entronco con la pista de subida para girar a mi izquierda

Desde aquí echo un último vistazo atrás

Tan sólo me resta descender por la pista con dirección Oeste

Vuelvo a pasar junto a las casas de El Cuñu

Llegando al Cantu del Cuñu donde tengo aparcado el coche

Sobre las 16:00 h pongo punto final a esta entretenida y guapa ruta por tierras lenenses de unos 16 km de recorrido. Esperando que os guste el reportaje me despido con un fuerte abrazo. Hasta la próxima, amigos. P.D.: Toda la toponimia recogida en este álbum se debe en gran parte al libro "Por las montañas de Lena", de Julio Concepción y, sobre todo, a la gran información que me proporcionó Ramón, un vecino de Parana que, amablemente, me recibió en su casa y me fue señalando foto a foto todos los nombres de lugar. Fue una experiencia maravillosa poder charlar distendidamente con esta persona que conserva en su memoria todos los nombres de la zona pues conoce bien estas tierras que tanto ha subido y bajado con su ganado desde guaje. Muchísimas gracias, Ramón