“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

7 mar. 2015

Por los valles interiores de Ardisana

Fecha: 07-Marzo-2015
Situación geográfica: Valle de Ardisana (Llanes)
Itinerario: Palaciu-La Malatería-El Colláu Braniella-El Meón-El Colláu Peñamentonsu-Orticeda-La Grandiella-L'Ablanosa-Amporios-El Camín la Injiesta-Priédamu-La Vallina-Burbudín-Sucueva-Mestas de Ardisana-Ardisana-Palaciu
Tipo de ruta: Circular
Desnivel positivo acumulado: 1478 m
Distancia recorrida: 24 km


Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta: 24,2 km
Track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=9089538

Sábado, 7 de marzo de 2015. Tras las intensas lluvias de febrero toca disfrutar de un fin de semana primaveral así que nos acercamos de nuevo hasta el pueblo de Palaciu (160 m), en el concejo de Llanes. La ruta de hoy, larga y exigente, nos llevará por varios valles del interior de la parroquia de Ardisana en un continuo sube y baja

Sobre las 9:10 h iniciamos la ruta yendo con rumbo Este por la carretera cruzando por un puente el Ríu Blancu (Rubrancu). Más adelante, giramos ligeramente al Sur pasando junto a los caseríos de El Llanu, El Mazu y Villanueva

En este cruce cogemos la carretera que va hacia el Este en dirección a La Malatería

Enseguida llegamos a La Malatería

La Malatería (180 m) debe su nombre a la existencia en tiempos pasados de un antiguo Hospital de Leprosos o Malatería de San Lázaro, del que quedan algunos restos en una finca próxima a la carretera. El concejo de Llanes era en la Edad Media un lugar obligado de paso de las distintas peregrinaciones. Es fácil imaginar los problemas de higiene de aquellos años, especialmente los relacionados con la lepra. Así fue como se crearon los lazaretos u hospitales de leprosos, entre ellos éste de San Lázaro

Desde La Malatería damos vista a varias cumbres significativas de la zona: Cuetu Redondu, La Peña la Salgar, La Peñe Villanueva, La Peña la Boriza (Cabeza Más Alta), La Cabeza la Jaya y La Peñe Amporios

Al salir de La Malatería cogemos una pista hormigonada que sale con rumbo Sur

Una bonita panorámica de La Malatería

Iniciamos una prolongada ascensión que nos llevará hasta el colláu Braniella

Al finalizar un primer repecho nos aproximamos a la cabaña de El Cantón

Las vistas desde El Cantón son inmejorables

Al doblar una curva sobrepasamos una de las cuadras de La Llosa la Juente

Más adelante, cruzamos por el resto de cabañas y cuadras de La Llosa la Juente

La pista hormigonada da paso a una empinada pista de tierra por la que progresamos

Sobrepasamos por debajo del camino la cuadra de El Reboriu

Más adelante, pasamos por encima de los praos con cuadras y cabañas de Treches

La pista finaliza al llegar a la cabaña de El Valle

Debemos coger un sendero que pasa junto al bebedero de El Roblón

Con rumbo ligeramente SO, ascendemos por una estrecha vallina hasta salir a El Colláu Braniella (501 m)

En Braniella

El Colláu Braniella se emplaza entre la ladera meridional de La Peñe Villanueva y el inicio de La Cuesta los Llacios. Aquí se encuentran los restos de una antigua cabaña y un abrevadero (actualmente seco)

Las panorámicas desde este colladín son magníficas. Así, al SE observamos las cumbres occidentales de la Sierra del Cuera y también el Monte Llabres y La Peñe Villa

Al Oeste, el profundo valle hacia el que nos dirigimos para luego ascender hasta El Colláu Peñamentosu. Nos espera una buena (je, je)

Sin tiempo que perder, con rumbo Oeste, iniciamos el vertiginoso descenso desde Braniella

En un recodo del camino se encuentra La Juente la Pipa, a la vera de la riega homónima

Por un marcado sendero bajamos entre las cotoyas

Llegamos a la camperina de El Brañizu

En esta pequeña pradera de El Brañizu han emplazado una fuente-abrevadero trayendo el agua a través de una manguera

Sendero abajo volvemos a cruzar La Riega la Pipa para pasar a la otra orilla

Más abajo, sobrepasamos la finca cerrada de La Quemada

Volvemos a cruzar La Riega la Pipa para continuar por el valle hacia el Oeste

El sendero más arriba nos lleva a cruzar El Ríu Blancu (Rublancu)

Al pasar a la otra orilla sobrepasamos la cuadra, arrimada a la pared, de El Cuevu las Pulgas

Avanzamos por el interior de este profundo valle

Llegamos hasta una joya natural y uno de los grandes atractivos de la zona, el pequeño salto de agua, la cascadina, conocida como El Meón

No podía faltar la foto de rigor en este lugar tan hermoso

Debemos continuar valle arriba dejando atrás la cascada de El Meón y, ya mucho más lejos, Braniella

En fuerte desnivel, vamos ascendiendo por la ladera sin mayores complicaciones pasando bajo el ojo de buey del Cuetu Juracau

Nos encaminamos hacia Tresumediu, un rellano con restos de cabañas y algunos árboles

Junto a los restos de antiguas construcciones en Tresumediu

Desde Tresumediu enfilamos la parte final y más pronunciada de este valle

En poco tiempo, llegamos a la verde y mullida campera de El Colláu Peñamentosu

Después de un duro esfuerzo alcanzamos El Colláu Peñamentosu (573 m)

Al Este, vemos el valle que hemos atravesado desde Braniella y las sucesivas riegas que bajan hasta el fondo del mismo

Al SO, las estribaciones orientales de la Sierra de Ibéu con La Cabeza Juralisa y La Cabeza Torrexón sobresaliendo

Al Oeste, el marcado valle fluvial (en V) por el que bajaremos para luego remontar el valle de Orticeda y subir posteriormente hasta La Grandiella, a la sombra de La Cabeza la Jaya

Sin más demora, iniciamos un corto pero trepidante descenso desde El Colláu Peñamentosu hasta llegar a Orticeda

Los desniveles son de aúpa pero, con cuidado, se baja bien sorteando la abundante maleza que tapiza esta ladera. Con La Riega el Valle discurriendo a nuestra izquierda nos encaminamos hacia El Prau las Juentes

Vistazo atrás hacia El Colláu Peñamentosu

Llegamos a El Prau las Juentes, de grandes dimensiones y en el que hay unas cuevinas con fuente en cada una de ellas

Con La Cabeza la Jaya al frente seguimos bajando por el marcado sendero

Llegamos hasta el prau cerrado de El Valleyu

Aún se conservan los restos de antiguas cabañas en El Valleyu

Con la vista puesta hacia las cabañas de Orticeda vamos finalizando este vertiginoso descenso por el valle

Enlazamos con la pista al llegar a Orticeda

Con rumbo Sur, vamos pista arriba a lo largo del valle de Orticeda

Cruzamos el rio, donde hay un depósito, y un par de riegas más mientras vamos valle arriba

Progresamos en continuo ascenso yendo paralelos al río el cual cruzamos a la altura de El Reborión

Nada más cruzar el río damos con la preciosa mayada El Reborión, con varias cabañas y cuadras abandonadas

Desde El Reborión seguimos la senda que sube con rumbo NE pasando junto a una fuente

Más arriba, giramos al Oeste para aproximarnos a Cuerín

Una de las cabañas de Cuerín

Nos acercamos hasta El Cuevón, donde se guardaban antaño las cabras y las ovejas

Siguiendo el camino paramos a refrescarnos con las frías aguas de La Juente Chica

Tan solo nos resta remontar los últimos metros antes de llegar a La Grandiella

Al llegar a La Grandiella (635 m) continuaremos al NO hasta las cabañas de L' Ablanosa, a la sombra de La Cabeza la Jaya

Antes disfrutamos de las magníficas vistas hacia el Oeste, en el límite de Llanes con Cangas de Onís, donde sobresalen El Cantu Llagos y El Cantu Llamosu

Al Norte, Las Cabezas Juralisa (Ibéu) y Torrexón

Entramos en este rincón tan bello como es L' Ablanosa

Según nos comentaron hace unos cuarenta años que ya no pastorean en esta mayada, de ahí el estado ruinoso de sus cuadras y cabañas

Una tras otra vamos superando varias cabañas

Al sobrepasar la última de las cuadras derrumbadas doblamos la arista de la montaña para girar hacia el Norte

En la otra vertiente, contemplamos el conjunto de valles y cumbres que cierran el concejo de Llanes por el SO

Bordeamos la arista siguiendo la senda al Norte hasta llegar a El Prau'l Llombín

Éste es un punto clave pues no está muy claro el camino a seguir, nosotros dudamos un poco hasta coger el bueno

Con marcado rumbo Norte vamos bordeando los contrafuertes occidentales de La Cabeza la Jaya superando una mancha boscosa

Llegamos al amplio prau Las Paredes

Al salir de El Prau las Paredes torcemos a nuestra derecha para seguir decididamente al Este

Estamos siguiendo el camino, en algunos tramos algo perdido, que unía las mayadas de Amporios con L' Ablanosa

Superadas las dificultades giramos al Norte para bajar hasta Amporios

Nos acercamos a la primera de las ruinosas cabañas de Amporios

Avanzamos por debajo de una cueva

Llegamos al núcleo principal de Amporios

Amporios contaba con numerosas cuadras y cabañas, lastimosamente hoy en ruinas. Como anécdota, recordar un hecho curioso que acaeció hace unos cuantos años: un empresario catalán se enamoró de este lugar y quiso rehabilitar estas cabañas con fines turísticos, sin embargo, se encontró con la negativa del ayuntamiento de Llanes a concederle los permisos necesarios para la construcción de una pista de acceso para subir los materiales hasta este bello rincón. A pesar de esta negativa, dicho empresario siguió adelante por su cuenta y riesgo con la construcción de dicha pista que, más tarde, sería paralizada por el ayuntamiento además de que le supuso una condena de un año de prisión y la correspondiente multa

En su parte más oriental, destaca La Boca'l Jo, un prau grande y cerrado con hechura de hondonada

Tras comer el "bocata" en este precioso lugar, salimos de Amporios para continuar con nuestra larga ruta

Según descendemos damos vista a El Picu Amporios

Girando al Oeste vamos bajando entre el matorral

Descendemos con cuidado en terreno tan vertical

Más abajo, enlazamos con la polémica pista a medio hacer por la que bajaremos vertiginosamente hasta conectar con otra pista por la que discurre El Camín Real (que antaño juntaba los concejos de Cangas de Onís y Llanes)

Giramos a nuestra izquierda para continuar hacia el Oeste pasando por L' Arenal

Junto a El Ríu Teyéu o Santa Mariña se encuentran los restos de El Molín del Arenal

Más adelante, pasamos junto a La Puente Priédamu por el que luego cruzaremos

Nos paramos en El Puente Vieyu de Priédamu, del que apenas se conserva uno de los soportes, y llegamos hasta El Molín y La Juente Priédamu

Volvemos sobre nuestros pasos para cruzar el río por La Puente Priédamu

Nos espera el tramo más duro y dificultoso de toda la jornada, El Camín de La Injiesta, tanto por el fuerte desnivel a salvar como por la impenetrable maleza (gorbizos, cotoyes, urcies, artos) que nos dificultará enormemente la ascensión

Al hacer un alto en nuestra dura ascensión echamos la vista atrás hacia Amporios, ¡qué lejos se ve ya!

Tras superar el tramo más tomado por la maleza logramos enlazar, más arriba, con un cortafuegos que nos ayudará algo para seguir progresando aunque tampoco está limpio del todo

Antes de continuar no podemos dejar de observar la belleza del entorno que nos rodea, un conjunto de cantos y valles por los que discurren un sinfín de riegas

Al fin, logramos salir a una verde campera en forma de hondonada próxima a la aldea de Priédamu

Yendo al Oeste nos aproximamos al caserío de Priédamu (450 m), situado en la falda meridional de la Sierra la Cubeta

Al salir de la aldea cogemos una estrecha carretera

Atrás dejamos Priédamu y la Sierra la Cubeta

Nos acercamos al caserío de La Vallina

En La Vallina (470 m) tuvimos la oportunidad de hablar con una vecina que nos expresó las dificultades que conlleva vivir en este apartado lugar a nivel de transporte y demás lejos de las comodidades de las que gozamos quienes vivimos en zonas urbanas o periurbanas

Un poco más adelante, al atravesar el caserío de Burbudín (490 m) abandonamos la carretera para coger una senda a la derecha

Dicha senda nos llevará a rodear el espolón occidental de la Sierra la Cubeta para luego continuar hacia el Este. Mirando en mis archivos rescaté esta foto que hice hace ya unos seis años cuando íbamos al Mofrechu

Seguimos una senda apenas esbozada mientras damos vista al pueblo de Riensena y a las cumbres del Joyadongu y La Cabeza Rasa

A medida que vamos ascendiendo giramos gradualmente hacia el Este

Una vez bordeada la arista avanzaremos bajo la falda septentrional de la Sierra la Cubeta

Salvados unos primeros tramos más complicados en los que debimos salvar un profundo corte en el terreno llegamos a la altura de las cabañas de Gustabaces

Por desgracia, también se encuentran en franco estado de deterioro estas construcciones

Continuamos con nuestro descenso por la empinada ladera

Llegamos hasta una ruinosa cabaña en La Espina

Sobrepasando la cuadra de La Espina

Más adelante, nos dirigimos hasta otra cuadra más fondera

Nos acercamos a la cuadra de grandes dimensiones en Gustabaces de Baxo. Por este lado parece que está en buenas condiciones pero...

... al asomarnos al otro lado está totalmente invadida por la maleza, una auténtica pena...

Seguimos con nuestro descenso sobrepasando los restos de antiguas cuadras en El Texu

Transitamos por encima de más restos en La Teya

El camino nos lleva hasta este depósito en la parte alta del pueblo de Sucueva

El caserío de Sucueva hacia el que nos dirigimos

Al entrar en Sucueva tuvimos la oportunidad de charlar con un vecino que nos facilitó varios nombres, valiosísimos, de los prados y cuadras de la zona

Sucueva (Socueva) es un pequeño pueblo donde destaca, como su nombre nos indica, la presencia de cuevas en sus inmediaciones, estando situado a los pies de la Sierra de la Cubeta. En una de estas cuevas, la de las Inxanas, se descubrieron grabados ruprestres, además cuenta la leyenda que en esta cueva también estuvo la Santina (la Virgen de Covandoga)

Salimos de Sucueva por la carretera sobrepasando, más abajo, las viviendas de El Valláu

Luego, pasaremos bajo las cuadras de Los Cubiles y L' Invernal

Superamos una cuadra en La Pumarada

En este punto enlazamos con la carretera LLN-14 que viene de Riensena

Siempre yendo al Este afrontamos la larga recta en L' Agüera

Nos aproximamos al pueblo de Mestas (de Ardisana)

Entramos en Mestas (120 m) por La Ponte Llontrera tras parar en la fuente homónima. En este pequeño pueblo hay varios alojamientos rurales y establecimientos donde sirven las apreciadas "verdinas" (fabas pequeñas de color verde) como el bar Casa el Tíu Xicu

Salimos de Mestas por La Venta'l Pimientu donde hay un establecimiento hotelero

Cruzamos el ríu Santa Mariña por el puente homónimo

Siguiendo la carretera al Sur en subida llegamos a Ardisana (195 m)

Atravesamos Ardisana, precioso pueblo en el que hay numerosos edificios de interés. Todo el valle tiene tradición de artesanos tejeros, sufrido oficio que obligaba a ausentarse durante varios meses al año y que hizo desarrollar una jerga gremial: "la xíriga de los tamargos", un lenguaje de autodefensa inventado por los tejeros (tamargos) de Llanes. Los estudiosos de la jerga fijan su implantación en los albores del s. XVIII y estiman que carece de normas gramaticales y es indescifrable para los no iniciados. La mayor parte de los vocablos (poco más de 300 palabras) proceden de voces del bable, palabras vascas, derivaciones del castellano y metátesis. No dejéis de leer este fabuloso artículo: http://www.telecable.es/personales/gonena/xiriga.htm

Sobre las 19:30 h, con la noche echándosenos encima, entramos en Palaciu después de una dura pero espectacular jornada de montaña de unos 24 km de recorrido y 1478 m de desnivel positivo acumulado. En el capítulo de agradecimientos no podemos olvidarnos de vecinos y ganaderos como Manolo Díaz, Antón, Enrique, Javier y, por supuesto, nuestro querido Julio Galguera. También destaco la labor que llevó en su momento Pilar Arduengo recopilando topónimos que publicó en el cuaderno nº 38 de la Toponimia de la parroquia de Ardisana (Academia de la Llingua Asturiana) y que nosotros hemos consultado a base de bien. Con la esperanza de que este álbum sea de vuestro agrado nos despedimos hasta la próxima, amig@s