“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

21 ago. 2015

Ten-Pileñes-Les Pandes de Pileñes

Fecha: 21-Agosto-2015
Situación geográfica: Cordillera Cantábrica (Zona de Tarna)
Itinerario: Los Carbellares-Vega Riosol-Camino de Valdosín-Majada Lario-Majada Polvoredo-Peña Ten (2142 m)-Collada del Cardal (Las Arriondas)-Pileñes (2019 m)-Collado Viaño-Les Pandes de Pileñes (1884 y 1847 m)-Majada la Castellana Cimera-Majada la Castellana-Majada Burón-Albergues de Valdosín-La Hayona-Llano la Cuesta-Vega Riosol-Los Carbellares
Tipo de ruta: Circular
Desnivel positivo acumulado: 1382 m
Distancia recorrida: 19,63 km

Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta: 19,6 km
Track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10693939

Viernes, 21 de agosto de 2015. Me encuentro en el área recreativa Los Carbellares (1225 m), próximo al pueblo leonés de La Uña, punto de partida de mi ruta de hoy en la que ascenderé las clásicas cumbres de Ten y Pileñes y la menos conocida aunque hermosa peña Les Pandes de Pileñes

Sobre las 9:15 empiezo a caminar con rumbo NE cruzando la fértil y extensa llanura aluvial de la Vega de Riosol que se abre en la confluencia del río Riosol con el río Esla

Dominando este paisaje destaca la poderosa silueta de peña Ten, cuya cima abraza un espectacular circo glaciar

En medio de la vega se encuentran los restos de la ermita de San Miguel, de estilo románico rural, que fueron recuperados en el año 2006. Se trata de una sencilla construcción de una sola nave de planta rectangular y cabecera cuadrada

Desde la ermita giro al Norte siguiendo las indicaciones del PR-LE 20 "Puerto de Ventaniella" para cruzar enseguida el río por un pequeño puente de madera

Enlazo con el camino de tierra procedente de las proximidades de la fuente Turriente encontrándonos de frente con la altiva peña Castiello, puerta de entrada del valle de Valdosín

El valle se estrecha bajo las estribaciones occidentales de la peña y si nos asomamos al cauce del río podemos ver pequeñas cascadas y varias pozas por la acción de la corriente fluvial. El Esla ha sido objeto de polémica desde siempre a causa de la falta de acuerdo sobre su nacimiento y cuál es la fuente que merece llevar su nombre por ser la más caudalosa. Unos dicen que nace aquí, en el valle de Valdosín, en la fuente del Naranco, mientras otros opinan que nace en Maraña o en Llánaves de la Reina

Después de pasar la peña atravieso otra portilla

El valle se ensancha considerablemente formando una extensa vega rodeada de hayedos, la vega de Valdosín. Esta vega es el punto de unión de todos los regueros que bajan de los montes para conformar el río Esla: el arroyo Valdosín, el arroyo del Naranco, el arroyo del Puerto, el arroyo La Castellana y el arroyo Las Corvas

Me desvío a la derecha con rumbo NE para subir por el valle Las Corvas

Paso por la majada de Lario que cuenta con una remozada cabaña. Es de agradecer la reciente colocación de unos carteles en madera indicándonos el nombre de la majada, con ello evitamos confusiones y sabemos con certeza por dónde caminamos

Con la enorme silueta de la peña Ten al frente subo en pronunciada subida por un buen camino

Me acerco hasta la cabaña de la majada de Polvoredo, también en muy buen estado de conservación

Majada de Polvoredo

Desde la majada de Polvoredo me elevo al Norte siguiendo una marcada senda que me aproxima a la peña

Unos jitos me indican claramente la dirección a seguir teniendo que superar una pequeña canal pedregosa que da acceso a una valleja por la que subiré en fuerte ascensión en dirección NE

Mientras subo por la empinada valleja dejo a mi espalda el espectacular valle de Valdosín y sus cumbres

Esta subida por la vertiente SO de la peña Ten es verdaderamente durísima por el fuerte desnivel a superar sin apenas descanso alguno

Al fin, tras una primera ascensión, alcanzamos un pequeño collado (1967 m) desde el que ya podemos observar la espectacular crestería y el circo glaciar de la peña Ten

Desde el collado subimos al Norte para luego retomar la dirección NE y elevarnos por la arista entre el roquedo y la campera

Yendo por la arista abandonamos el tramo pedregoso para coger una marcada senda que progresa por la loma herbosa hasta alcanzar la cima de esta emblemática montaña

Me aproximo a la cima de la peña Ten que cuenta con vértice geodésico y buzón de cumbres

Victor M. en la Peña Ten (2142 m)

Las vistas desde esta atalaya son magníficas. Al N-NO, el alargado valle La Castellana se encuentra entre la peña Ten y las cumbres de Pileñes y Les Pandes de Pileñes

Resulta impresionante la cara Sur de la peña Ten con un gran cuenco, El Circo. Al SE, son destacables el puerto de Fonfría y La Vegadona

Más panorámicas desde la peña Ten: el macizo del Cornión, el Mampodre y el Pileñes

Dejo atrás esta preciosa cumbre para continuar adelante por la crestería

Paredes verticales y enormes canchales

Llega el momento de descender hasta la Collada del Cordal (o de Las Arriondas) por la vertical vertiente septentrional de la peña Ten

El descenso es largo aunque exento de dificultades salvo el fortísimo desnivel de esta ladera que requiere bajar con precaución

Al fin, me aproximo a la importante Collada del Cardal o de Las Arriondas (1755 m) que separa la peña Ten de la de Pileñes

Desde esta collada echo la vista atrás para observar la empinadísima ladera septentrional de la peña Ten por la que he bajado

El valle de La Castellana al SO desde la collada

Desde la collada continúo al NO

Atravieso una majada, cuyo nombre desconozco, con restos de antiguos chozos

Desde la campera giro bruscamente al NE para remontar la pedregosa ladera de camino al Pileñes

Superado el tramo pedregoso salimos a la llamada Campera Llarga por donde discurre una senda que nos llevará hasta la cima de Pileñes

Mientras avanzo por la arista observo la mole de la peña Ten entre alguna ventana que se abre en la peña

Cómodamente me aproximo a la cima de Pileñes que cuenta con buzón montañero y un mojón de cemento

La foto de rigor en Pileñes (2019 m) la tuve que hacer a cierta distancia pues una nube de mosquitos invadía la zona. De hecho, no pude ni dejar la tarjeta, literalmente me comían...

Un nuevo vistazo al Sur hacia la peña Ten

Al Este, la pongueta Vega de Arcenorio con sus cabañas y su ermita

Se me va nublando el día así que reanudo la marcha hacia el SO bajando por la senda por la que había venido

Superada la campera y el tramo pedregoso bajo en fuerte desnivel siguiendo un exiguo sendero que discurre por la cumbrera divisoria entre Asturias y León

Me dirijo hacia la altiva y hermosa peña de Les Pandes de Pileñes cuya vertiente septentrional se desliza por las hermosas tierras ponguetas

Atravieso el collado Viaño (1785 m) para elevarme de nuevo suavemente por la arista

Desde mi posición obtengo una espléndida panorámica de esta hermosísima peña que suele quedar de lado entre los montañeros que se acercan a Ten y Pileñes

Atravieso otro pequeño collado (1810 m) antes de aproximarme a la base de la peña

Panorámica desde este collado: Colláu Zorru (o pico El Antiguo) y Pileñes

Yendo en diagonal busco un posible acceso a la cima entre la pared caliza y aprovecho un paso en el que, con la ayuda de las manos, gano altura rápidamente

Enseguida me planto en la cima de Les Pandes de Pileñes donde me esperaba también un ejército de molestos mosquitos, madre mía...

Victor M. en Les Pandes de Pileñes (1884 m)

Creo que podéis apreciar en esta foto el inmenso enjambre de mosquitos sobrevolando la cima de esta peña

Inmejorable la panorámica hacia Ten y Pileñes, "buen par de peñes. Ten pa les cabres y Pileñes pa les oveyes"

Abandono la cumbre para continuar por la arista en dirección SO

Con un pie en León y otro en Asturias avanzo decididamente por esta preciosa arista

Afronto el ascenso de la cumbre occidental de Les Pandes de Pileñes

Afronto el ascenso de la cumbre occidental de Les Pandes de Pileñes

Desde esta cima secundaria de Les Pandes de Pileñes bajo en dirección Sur hacia un collado para luego continuar hasta la majada Las Castellanas Cimeras

Desde este collado (1802 m), en el que hay una piedra a modo de mojón divisorio, distinguimos las tres cumbres que he hollado en esta jornada: Ten, Pileñes y Les Pandes de Pileñes

Del collado giro primero al Este para, más adelante, bajar de nuevo en dirección Sur y alcanzar la primera de las camperas de la majada de Las Castellanas Cimeras donde encontramos restos de chozos y un corral

Sigo adelante buscando los espacios libres de maleza

Llego hasta la campera inferior de Las Castellanas Cimeras donde pasta plácidamente el ganado

Salimos de la campera por un sendero que avanza hacia el SO

Paso un primer collado (1572 m)

Me aproximo a otro collado (1552 m) al pie de uno de los picos de La Castellana

Desde el collado giro bruscamente al SE para rodear el Pico de la Castellana

Tras rodear el pico se me abre una bella panorámica hacia el Puerto de Ventaniella

Antes giro a la izquierda, hacia el Este, para acercarme hasta la majada de La Castellana donde encontramos los restos de una antigua cabaña y un gran corral de merinas

De la majada La Castellana bajo rápidamente hacia el camino por donde discurre el PR-LE 20 "Puerto de Ventaniella"

Atravieso el camino para luego cruzar el arroyo del Puerto

Avanzo entre el arbolado para volver a campo abierto y subir hasta lo alto de una colina donde hay una cabaña

Estamos en la majada de Burón donde se encuentra esta remozada cabaña

Desde la majada de Burón bajo hacia el fondo de la Vega de Valdosín

En esta vega se alzan Los Albergues de Valdosín, un corral para el ganado

Atravieso la vega para cruzar el arroyo

Paro a comer algo junto al arroyo Fuente del Naranco, lugar de nacimiento del río Esla

Más tarde, vuelvo a pasar junto a Los Albergues de Valdosín

Aquí arranca una pista de tres kilómetros de largo que termina en la carretera, en las proximidades de la fuente de La Turriente

Enseguida abandono la pista para subir ladera arriba

A la izquierda del camino un cartel nos indica la presencia de un árbol singular de la zona, la Hayona de Valdosín. Ejemplar de más de 200 años de antigüedad y 25 m de altura, de tronco profusamente ramificado desde la base y copa alargada y ensanchada

Continúo adelante hacia un collado próximo a la peña Castiello

Después, bajaré para volver a enlazar con la pista que anteriormente había abandonado

Incorporado de nuevo a la pista, dejo atrás el mogote rocoso de la peña Castiello

Avanzo rápidamente por la pista yendo en dirección SE

A la izquierda del camino se encuentra una fuente-abrevadero en el Llano la Cuesta

Luego, dejo la pista para girar al Oeste y pasar junto al invernal de Dámaso, en La Vegaña

Atravieso la amplia Vega de Riosol

Vuelvo la vista atrás para volver a contemplar la espectacular silueta de la peña Ten y su circo glaciar

Sobre las 18 h pongo punto final a esta preciosa y disfrutona ruta de casi 20 km de recorrido y 1382 m de desnivel positivo acumulado. Como siempre que me acerco por esta zona os recomiendo la lectura del imprescindible libro "Mampodre. 40 rutas de montaña", de Ramón Lozano y Santiago Morán. Un abrazo y hasta la próxima entrega