“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

26 oct. 2014

Almurfe-San Esteban-Noceda-Cuevas

Fecha: 26-Octubre-2014
Situación geográfica: Belmonte de Miranda
Itinerario: Almurfe-Valle de Raneiru-San Esteban-Mameirúas-San Esteban-Braña San Esteban-L.lano Pumbravu-L.lano Sibil-Culláu Bringales-Noceda-Cuevas-Almurfe
Tipo de ruta: Circular
Distancia recorrida: 25 km


Mapa topográfico del IGN

Domingo, 26 de octubre de 2014. Nos encontramos en la localidad belmontina de Almurfe (400 m), punto de partida de nuestra excursión de hoy y una etapa más dentro del trabajo recopilatorio de topónimos que estamos llevando a cabo por la zona

Almurfe es una aldea que se localiza al Sur del concejo de Belmonte a orillas del río Pigüeña. Entre su caserío sobresale un palacio rural de los Argüelles-Miranda

Sobre las 9:45 h salimos del pueblo en dirección Norte pasando junto a la Iglesia de Santa María

Después de andar unos dos kilómetros por la carretera AS-227 cruzamos el puente Raneiru para, de inmediato, coger el camino a la izquierda que sube a lo largo del valle

Con rumbo Oeste nos adentramos por el valle yendo paralelos al regueiru Raneiru

Más arriba parte del camino se ha venido abajo por un desprendimiento

Cruzamos el río por el no muy fiable puente Veicho

La ascensión es muy llevadera por este estrecho y frondoso valle

En la margen derecha del río se encuentra el molino de Rioseco que era utilizado por los vecinos de San Esteban para moler maíz, escanda, etc. Este molino era de un particular al que se le pagaba una parte de cada saco de harina, la "maquila". Muchos de estos molinos han sido abandonados a su suerte y se han convertido, poco a poco, en ruinas invadidas por la maleza. Un pena si tenemos en cuenta que los molinos constituían antaño un lugar de reunión de los vecinos dando ello pie a multitud de leyendas y canciones sobre los molinos y lo que se “cocía” allí dentro. Os dejo un enlace muy interesante al respecto: http://www.funjdiaz.net/folklore/07ficha.php?ID=931

El camino hace un gira bruscamente para en fuerte ascenso, a través de un bosque de castaños, elevarse por encima del río por su margen izquierda en dirección al pueblo de San Esteban

Conectamos con el camino empedrado que baja de San Esteban

Con rumbo Norte, vamos en ascenso siguiendo un ancho camino donde, por cierto, nos encontramos con algunos excrementos muy llamativos (uno es del oso pero el otro no sabemos a qué animal corresponde)

Antes de llegar al pueblo nos encontramos con la cuadra en ruinas de La Granda la Peral

Un poco más adelante llegamos al pueblo de San Esteban donde charlaremos un rato con una conocida nuestra

Apenas paramos unos minutos en San Esteban para volver a bajar por el mismo camino por el que subimos

En el descenso damos vista al enorme fayéu de Monte Grande

Al llegar al fondo del valle dejamos a la izquierda el camino de descenso al Puente Raneiru para continuar al frente con rumbo SO

El sendero se interna por un frondoso castañero en el que se encuentran numerosas cuerrias (o corras)

La vegetación nos envuelve con su exuberancia

Llegamos a la altura de un par de cuadras en ruinas de Peñas Xuntas

Avanzamos en fuerte ascenso junto a varias cuerrias

Así llegamos a las cabañas de El Montecín, una fondera y otra situada en una zona más elevada y abierta

Seguimos entre el arbolado para ir hacia el Sur

Dejamos a nuestra izquierda a amplia campera con cuadra de La Pradera

En fuerte ascensión progresamos por este alargado pasillo que se abre entre el arbolado

Nos paramos junto al abrevadero Val.le Pradón

Tras superar un tramo con abundante maleza salimos a la col.lá Mameirúas (815 m), otrora una buena campera y ahora un paraíso para los artos y las cotoyas

De Mameirúas retrocedemos para ir ahora hacia el Norte siguiendo un marcado sendero que se extiende por la Llomba Rasa

Volvemos a internarnos en el bosque

Pasamos otra vez junto a la cabaña cimera de El Montecín

Desde El Montecín seguimos el camino hasta llegar al Cantu Valdorí

Yendo hacia el Oeste bajamos vertiginosamente en varias revueltas entre la espesura del bosque

Al finalizar el descenso enlazamos con un buen camino que a nuestra izquierda se dirige a Bringales y a la derecha, a San Esteban. Nosotros optamos por la segunda opción

Subimos ahora con rumbo NE llegando a la cuadra en ruinas de El Rozón

Poco a poco, vamos progresando ladera arriba hasta salir a zonas más abiertas que nos permiten disfrutar de este hermoso día

Alcanzamos las cabañas y cuadras de la Llomba la Solana

Pasando por la Llomba la Solana

Damos vista a la zona desde donde venimos (Mameirúas, Cantu Valdorí, etc)

Así entramos en el pueblo de San Esteban por el barrio de El Colláu

Buen lugar éste para hace una bonita foto de San Esteban

Avanzamos por el interior del pueblo

Llegamos a la fuente La Canal donde haremos un alto para tomar un refrigerio y descansar un poco

Tras reponer fuerzas reanudamos la marcha para salir por la parte alta del pueblo, La Llomba

Nada más salir del pueblo cogemos un camino a la izquierda que asciende encajonado en dirección Sur

A la vera de este marcado camino nos vamos a encontrar con varias cuadras y cabañas como ésta de La L.linare

Hermosa esta construcción de La L.linare

Vamos dejando abajo el caserío de San Esteban

Al pasar por La Cantera observamos como los ganaderos han aprovechado esta pared rocosa para proveerse de material para sus cabañas

El camino discurre a media ladera en suave ascenso girando a SO y luego al Oeste

Sobrepasamos la cuadra de La Melandrera

Pasamos bajo una de las cuadras de Las Cuartas

Más adelante, pasamos por encima de una de las cabañas de Las Rapadas

Superamos una segunda cuadra de Las Rapadas

La cabaña cimera de Las Rapadas se encuentra por encima del camino

Desde esta posición damos vista a un paisaje espectacular por el que pasamos anteriormente

Seguimos por este buen camino pasando por la zona de El Sierru

Al pasar por La Cuesta el Sierru giramos hacia el NO

Más adelante, entramos en la braña San Esteban

Dejamos a nuestro lado un abrevadero

Numerosas cabañas y cuadras componen esta hermosa braña de San Esteban

En el centro de esta braña destaca una enorme campera conocida como El Pradón

Salimos de la braña yendo hacia el NE superando las cabañas cimeras

Siguiendo un marcado sendero nos dirigimos hacia el L.lano Pumbravu

L.lano Pumbravu (1022 m) es una pequeña camperina bajo la ladera occidental del pico La Segada

Desde aquí se nos brinda una panorámica excepcional

Con rumbo Oeste luego cambiando progresivamente a Sur iremos por una ancha pista a media ladera sin apenas desnivel

Desde nuestra posición damos vista a la braña San Esteban y a un sinfín de valles y montañas de gran hermosura

Mientras iniciamos un suave descenso dejamos a nuestrao izquierda la preciosa cabaña de El Carbal.léu

Pronto llegamos al L.lanu Sibil (940 m) donde cogeremos un ramal a la izquierda

Iniciando el descenso pasamos próximos a las cabañas de Sibil situadas bajo el pico La Curueza

Bajamos rápidos por la pista en dirección Oeste

A nuestra izquierda dejamos la cuadra en ruinas de Tresibil

La pista nos llevará hacia el interior del monte Tespumbravu

Giramos bruscamente hacia el SE tras cruzar el regueiru La Pasada y afrontamos un progresivo ascenso por el monte Tespumbravu

Ganamos altura paulatinamente saliendo a un espacio abierto desde donde contemplamos los peñascos del pico La Granda Bustiellu

Alcanzamos el culláu Bringales (935 m), lugar donde se concentran un buen número de rebollos

Afrontamos un tramo de fuerte descenso por la pista

Desde el camino damos vista a la aldea de Cuevas por la que pasaremos posteriormente

Al Este, sobresalen las cimas de La Cuesta Grande y los Picos de Fontes

Después de un fuerte descenso continuamos por un tramo más tendido

A nuestro paso dejamos las cabañas de La L.lomba...

... y otra más abajo en Los Val.les

Nos salimos de la pista principal para seguir por otro camino más estrecho que se interna hacia el SE

Pasamos bajo otra cuadra de Los Val.les

Caminamos entre la exuberante vegetación

Sobrepasamos las ruinosas cuadras de El Pousadoiro

Más adelante, llegamos a las cuadras fonderas de Los Val.les

Dejamos atrás la cuadra de Cuendia Noceda

Conectamos con la pista principal procedente de Bringales que habíamos abandonado anteriormente

Observamos desde nuestra posición la aldea de Noceda hacia la que nos dirigimos

Con rumbo SO, vamos en fuerte pendiente hacia la aldea de Noceda

Entramos en Noceda para saludar a algunos vecinos que conocemos de anteriores visitas

Desde Noceda bajaremos por el camino antiguo a Cuevas

Cruzamos el regueiru Cuevas por un alfombrado puente cubierto de musgo y hojarasca

El camino antiguo enlaza con la pista de hormigón

Bajamos por dicha pista, en algunos tramos asfaltada, atravesando tres puentes para cruzar el regueiru Cuevas

Después de un largo y vertiginoso descenso entramos en Cuevas por el barrio de Tel.lacuandia

Cuenta Cuevas con numerosos hórreos y paneras

Obsérvese el peculiar pilar sobre el que descansa una parte de esta casa

Desde Cuevas bajamos por la carretera que va a Aguasmestas

En un punto determinado cogemos este desvío señalizado (GR-205) para coger el camino antiguo que va hasta Almurfe

El sendero se interna en una zona de mucha vegetación

Cruzamos el regueiru por el Puntigu la Cueva

Con rumbo NE, seguimos nuestra trayectoria pasando junto a una gran pradería

Luego el sendero empieza a empinarse

Abordamos una zona de serrasca, pedregosa y herbácea

¡Cuidado, Alejandro! Por aquí no es... Y es que hay que tener cuidado pues parte del camino se ha venido abajo teniendo que continuar por un sendero alternativo

Nos llamó la atención no encontrar ninguna señal ni cartel en todo el recorrido

Finalmente, salimos a conectar con la carretera AS-227

Un poco más allá saciamos nuestra sed en las abundantes y cristalinas aguas de la Fuente la Toba

Continuamos nuestro recorrido hacia Almurfe pasando junto a la cabaña de La Fleitosa

Ahora los días son cortos y prácticamente llegamos a Almurfe de noche cuando nos dan las 19:30 h

Ponemos así punto final a este recorrido por tierras belmontinas de unos 25 km de longitud caminando por viejos caminos y descubriendo numerosas cuadras y cabañas. Después estuvimos hablando con un vecino del pueblo que nos facilitó un montón de nombres de la zona. Seguro que volveremos por la zona próximamente y así os lo mostraré. Saludos y hasta la próxima, amig@s