"El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho" (Miguel de Cervantes)

20/4/2013

Peña Rueda

Fecha: 20-Abr-2013
Situación geográfica: Macizo de Ubiña
Itinerario: Lindes (Quirós)-Manín Fonderu-Manín Cimeru-Vallina Grande-Cuchillar de Rueda-Peña Rueda (2152 m)-Braña de Buxalve-Vega de Llaseiro-Majada Las Infiestas-Los Garrafes-Pará-Bueida-Ricabo-Santa Marina
 
Mapa topográfico de la ruta Lindes-Peña Rueda (2152 m)-Santa Marina 

Nuestra ruta de hoy discurrirá en su totalidad por tierras del concejo de Quirós

Sábado, 20 de abril de 2013. Llegamos a Lindes (900 m) siguiendo el curso de la carretera QU-4, procedente de Santa Marina La aldea, cobijada en las faldas de Peña Rueda, transmite el sosiego de los pocos lugares que todavía se resisten al paso del tiempo. Un puñado de casas repartidas frente a la iglesia ocupan el tímido rellano en el que se asienta. En Lindes se funden bosques y montañas. Conocido es el dicho "Lindes y Cortes de Quirós, la última palabra de la voz", haciendo referencia al aislamiento secular y a la incomunicación que sufrieron estos dos pueblos a lo largo de los siglos

Salimos junto al GM Ultra de Moreda para realizar desde Lindes la ascensión a la Peña Rueda 

Junto a un hórreo se sitúa un cartel señalizador del PR Q-1 "Ruta de los Puertos de Agüeria"

Desde el prado de la iglesia de Santo Tomás, nos adentramos entre las casas del pueblo por un camino ascendente con tramos empedrados en dirección SO
 
Pasamos al poco junto a un grupo de cuadras llamadas La Coaña, donde existe una fuente del mismo nombre
 
El camino se eleva por las revueltas de El Carrilón

Llegamos a una bifurcación. Por la izquierda, algunos compañeros cogen el camino principal que asciende hasta el collado La Cándana en dirección a los puertos de Agüeria. Nosotros seguiremos el camino al frente en dirección a Peña Rueda

Siempre en constante subida nos adentramos entre robles y castaños hasta salir a alguna pradería

Pasamos por Manín Fonderu (1100 m), conjunto de buenas cabañas de piedra

Avanzando por el bosque

Alcanzamos la hermosa majada de Manín Cimeru (1260 m)

Hermosa esta solitaria cabaña con un fresno

Nos dirigimos bajo los derrumbes de Las Becerreras a la parte alta de la Vallina Grande

El sendero se introduce por el embudo de la Vallina Grande cuando ya observamos en lo alto la cumbre nevada de Peña Rueda

Ascendiendo por la Vallina Grande

Una parada para tomar un respiro y disfrutar de las vistas de este entorno maravilloso

Abajo queda la vega de Manín

Los últimos metros se superan en varias revueltas en zig-zag

Después de tan fuerte subida salimos a El Praón

Desde El Praón tomamos un imperceptible sendero que nos llevará directamente hasta el llamado Cuchillar de Rueda

Sudando la gota gorda en mi ascenso hacia Peña Rueda y es que desde Lindes es una constante subida sin apenas descanso

Llegamos a la Campa los Texos para desde allí abordar el ascenso por el flanco Norte de Peña Rueda, el llamado Cuchillar

Reagrupados de nuevo iniciamos la subida final a Peña Rueda

Entramos en contacto con las primeras manchas de nieve que en principio se encuentran óptimas para caminar sobre ellas

Toca remangarse y tirar de riñones ante el fuerte desnivel a salvar

Vamos, compañeros, vamos todos a Peña Rueda
 
Es una gozada caminar por el Cuchillar de Rueda, impresionan las caídas tan vertiginosas de su cara Norte
 
Grandiosa esta montaña, es de una extraordinaria belleza

Remontando los metros finales antes de alcanzar la cumbrera

Ya en la crestería antes de alcanzar la cima

Los trece compañeros que alcanzamos la cumbre de Peña Rueda (2152 m). Costó lo suyo pero, sin lugar a dudas, mereció la pena el esfuerzo

Victor M. en Peña Rueda (2152 m)

Distanciada de las demás crestas y picos por profundas depresiones, Peña Rueda es la solitaria de la familia Ubiña. Vigilante perpetuo de los Puertos de Agüeria y mirador privilegiado de todo el macizo: Tapinón, Siegalavá, Peña Chana, Fariñentu, Práu Albo, etc

Fariñentu, Práu Albo, les Ubiñes, Los Fontanes, Práu Fontán y Colines

Mientras observábamos el Ranchón y los Huertos del Diablo vemos como un compañero está a punto de culminar su subida por la cara Norte de Peña Rueda. Fue él quien nos sacó amablemente las fotos del grupo, desde luego, todo un jabato empericotarse en solitario por tan pindia canal

De los trece compañeros que llegamos a la cima tan sólo seis seguiremos la ruta hacia Ricabo, el resto vuelven sobre sus pasos para retornar a Lindes

Bajamos por la pedregosa cara SO

El paisaje precioso, con las altas cumbres del macizo de Peña Ubiña a nuestro alrededor, invita a la contemplación y el paseo. Coquetas majadas, idílicas campas, prados de diente y acebales conforman los puertos de Agüeria

Esta ladera está prácticamente limpia de nieve y, a pesar del desnivel, se baja con facilidad

Bajando de Peña Rueda

Terminando el descenso

Tras bajar de Peña Rueda continuamos descendiendo pradera abajo

Debemos atravesar la braña de Buxalve y cruzar el arroyo de Llama Salgá hasta coger de nuevo la senda del PR Q-1 a la altura de la vega de Llaseiro

Cruzamos por la bella braña de Buxalve formada por varias cabañas y algunos corros de piedras derruidos

Las vistas desde esta braña son inmejorables
 
Nos llama la atención la entalladura de la canal de Rolamuela que separa los paredones calizos del Ranchón y el Huerto del Diablo Sur

Peña Rueda desde la braña de Buxalve
 
Debemos cruzar el arroyo de Llama Salgá

Tras cruzar el arroyo nos acercamos a la senda mientras pasamos al lado de algunas cabañas

Cogemos por fin la senda cerca de la vega del Llaseiro donde hay una pequeña laguna o zona húmeda junto a la que se disponen varias cabañas viejas

Desde aquí nos espera un largo y bonito descenso entre hayas y acebales

Son buenos momentos estos para amenas conversaciones disfrutando de tan benigna climatología

Pasamos junto a la majada de Las Infiestas, formada por cabañas y cuadras con prados cerrados por muros de piedra

A partir de aquí el camino esta empedrado a tramos y no da lugar a pérdida posible

Pasando junto a una cabaña en La Fontana

Peña Rueda queda ya muy lejos

Llegamos a la conocida zona de Los Garrafes

El aumento de las temperaturas ha originado la apertura de los manantiales estivales de Los Garrafes. Esa agua invade el prado de La Corraina y cruza el camino y más fincas. Pueden estar meses sin manar y de repente un buen día, se abren y tres auténticos torrentes cortan el camino haciendo crecer el río de manera notoria, hasta que al cabo de una temporada se vuelven a secar. Por lo visto esto se debe a cavidades en la roca en forma de sifón: hasta que no alcanza un determinado nivel no empieza a manar y entonces lo hace hasta vaciarse. Son muchas las personas que se acercan a contemplar este espectáculo

A la altura de la Pará salimos a conectar con la pista ganadera que sube hasta el puerto de Ventana

Nosotros, sin embargo, tomamos rumbo Norte para bajar por el valle de Ricabo

Vistazo atrás hacia Peña Rueda y la zona por la que hemos bajado

Pasamos por la bucólica aldea de Bueida (765 m), donde se encuentran varios alojamientos de turismo rural

Recientemente se ha descubierto una necrópolis medieval con misteriosos enterramientos que los expertos atribuyen a Templarios. Se trata de ocho tumbas bajo los cimientos de una casa que, junto a otras aparecidas hace varias décadas, aviva el halo de misterio de esta aldea situada al pie del conocido “Camín de las Reliquias” que une estos parajes del concejo de Quirós con la Babia leonesa. Según la tradición por este camino real que une Oviedo con la meseta fue por donde se trajeron huyendo del invasor musulmán, las santas reliquias. Entre otras, el Arca Santa, el Santo Sudario, restos de la Vera Cruz, las cuales después de estar guarecidas en las capillas templarias del Monsacro fueron finalmente a parar a la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo. La aparición de los restos templarios en Bueida está atrayendo a cantidad de curiosos

Desde Bueida tenemos que seguir por carretera los 6,5 km que nos separan de Santa Marina, lugar donde nos está esperando el autobús

Pasamos por Ricabo (680 m), asentado sobre una ladera

En nuestro descenso por el valle de Ricabo dejamos a nuestra izquierda, hacia el Oeste, algunos pueblos notables como Ronderos y Rodiles

Sobre las 16:30 h llegamos a Santa Marina (500 m), lugar de intersección de los valles de Lindes y de Ricabo, a 2 km de Bárzana, la capital del concejo quirosano. Ponemos así punto y final a esta magnífica travesía de 20 km por uno de los entornos más bellos de nuestro territorio asturiano. Saludos y hasta la próxima