“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

29 mar. 2014

Senda Verde Oviedo-Fuso de la Reina-Tuñón

Fecha: 29-Marzo-2014
Situación geográfica: Oviedo-Santo Adriano
Itinerario: Oviedo-La Manjoya-Fuso de la Reina-Caces-Trubia-San Andrés de Trubia-Tuñón 
Distancia: 25 km


Mapa topográfico del IGN: Oviedo-Fuso de la Reina-Tuñón (25 km)

Sábado, 26 de marzo de 2014. Una vez más, el sábado se presenta nuboso así que a falta de montaña me animo a realizar la Senda Verde Oviedo-Fuso de la Reina para después continuar hasta Tuñón, lugar donde enlaza con la Senda del Oso. Dejo el coche próximo al Parque de Invierno junto a las instalaciones deportivas

Hasta llegar al inicio de la ruta voy un tramo por la pista del Parque de Invierno donde a estas horas me encuentro con algunos atrevidos y madrugadores paseantes y corredores

 Son las 9:45 h, buena hora para hacer una "selfie" de salida (je, je)

 Senda Verde Oviedo-Fuso de la Reina. Sobre la antigua caja de la línea de ferrocarril Vasco-Asturiano se construyó esta senda -de unos 7, 8 km de longitud-. Inaugurada en el año 2000, es una vía ideal para recorrer a pie o en bici, con un asfalto excelente y falso llano en descenso

 Tras unos 200-300m pasa la pista por debajo de la autovía de Mieres y la circunvalación de Oviedo

Luego atravieso una zona de bosque de ribera y bosque mixto que se desarrolla junto al río Gafo que discurre casi paralelo a esta senda verde

A los 2,2 km llegamos a la antigua estación de tren de La Manjoya. El edificio alberga el Aula de la Naturaleza que dirige FAPAS, una asociación defensora de la naturaleza, y que mediante un convenio de colaboración con el ayuntamiento ovetense gestiona un proyecto de educación medioambiental. En el interior de la misma diversos paneles nos muestran la importancia de la naturaleza local, un terrario, y un pequeño acuario completan la parte baja. El primer piso alberga la sala de audiovisuales y exposiciones

Próxima a la estación se encuentra esta charca en la que se ubica un ecosistema en el que conviven varios anfibios

Dejo atrás esta antigua estación y continúo con la ruta

Por un camino que sale a la izquierda podemos descender donde se encontraba la antigua factoría de explosivos de ERT y el parque de la Zoreda

Cruzo el verde puente metálico sobre la autovía para adentrarme en la parte mas agreste del camino

Al abandonar La Manjoya entramos en la parroquia de Santo Tomás de Latores

A nuestra derecha se extiende una verde pradería donde pasta libremente el ganado

En contraste, contemplamos a nuestra izquierda la planta de hormigón de El Caleyo

En el punto kilométrico cuatro se encuentra el cruce Ayones-Cellagú donde nosotros tenemos que seguir de frente

Pasamos junto a las canteras de áridos de caliza y planta de hormigón de La Pita y La Belonga, ejemplo evidente de un fuerte impacto medioambiental

Este canal que corta transversalmente el prado nos delata la existencia de un antiguo molino en el lugar que ahora ocupa una nueva vivienda

Tenemos que atravesar el túnel Molineru (150 m), perfectamente iluminado

La pista en este tramo va encajándose entre la caliza

Antes de atravesar un segundo túnel he de cruzar por el puente de La Premaña (o de Castiello) sobre el cada vez más encajonado río Gafo

Cruzado el puente he de superar Los Tunelinos, Mergullu (70 m) el más largo y Premaña (30 m) el más corto

Túnel de Premaña (30 m)

Pasados Los Tunelinos la pista se adentra entre el arbolado donde observo varias ardillas

A la derecha de la senda y en el valle se observa el Campo de Golf "Las Caldas" ocupando los caseríos de La Premaña

Más adelante, me encuentro con el túnel de Veneros (o de Las Caldas) (264 m), de trazado curvilíneo

A la salida de este largo túnel se contempla a nuestra izquierda la peña Avís, "peña de las aves"

Al llegar al río Nalón hay que cruzar el puente del Forno (80 m), proyectado por Valentín Gorbeña en 1903

Bajo el puente discurre el caudaloso río Nalón

 La peña Avís sobre el río Nalón

Cruzado el puente aparece la espigada imagen de la antigua estación de Fuso de la Reina

 Termina la senda en esta estación, en sus tiempos fue un importante enclave ferroviario que ahora se queda en nada. Durante muchos años todos los trenes desde Oviedo al Occidente pasaron por ella y dejaron de hacerlo en 2009 cuando la empresa FEVE aprovechó el trazado de Renfe para circular hacia Trubia desechando la línea original. Los trenes hacia Collanzo también pasaban por aquí y era un importante punto de enlace que comunicaba las cuencas del Caudal y del Nalón

Junto al cartel indicador del tramo de la Senda Verde Fuso de la Reina-Tuñón (16.5 km)

Este segundo tramo comienza en Fuso de la Reina, junto a la estación ferroviaria de FEVE, y discurre pegada a las vías hasta dejar atrás el pueblo

Unos metros más adelante, continúa en paralelo a un canal que toma aguas del Nalón con fines hidroeléctricos

Accedo a un paso a nivel

Giro a la derecha y accedo a otro paso a nivel contiguo

Pronto llegamos a la Central Hidroeléctrica de Puerto, a la orilla del río Nalón, construida a principios del s. XX en el lugar llamado El Barco

Cruzo el río Nalón por esta pasarela peatonal de unos 96 m de longitud

Accedo a la otra orilla del río Nalón en Casielles

Paso por debajo del puente de Las Caldas y giro a la derecha

Un nuevo giro a la derecha para cruzar por el puente de Las Caldas -inaugurado en 1998- en dirección a Caces

El Castillo de Las Caldas (o de Priorio) está situado en una pequeña colina a orillas del Nalón, y rodeado por el río Gafo. Su origen es de época de Alfonso II "el Casto". Desde el s. XIV perteneció al obispo de Oviedo. Paulatinamente debió ir perdiendo importancia puesto que en 1865 fue adquirido en estado ruinoso por Ramón Secades. Su hijo, Ángel Custodio acometió una gran reforma en 1895 que dio al castillo el aspecto actual en un estilo historicista y romántico. Cuenta la leyenda que siendo señor del castillo Rodrigo, ocurrió una tragedia. Este hombre, tenía una hija llamada Irene, que se enamoró de un paje, que pronto sería nombrado caballero. Los dos jóvenes se amaban en secreto, pero un día fueron descubiertos por el padre. Hubo una pelea entre los dos hombres donde el señor fue herido de muerte por el joven. El muchacho fue a pedirle perdón a Irene por lo que había hecho, pero ella renegó de él ante la pérdida de su progenitor.Entonces Pablo se arrojó a las aguas del Nalón, partiéndose la cabeza de una roca. Dice la gente del lugar que esa piedra existe y todavía puede verse manchada con la sangre del paje

A la entrada del pueblo de Caces el itinerario gira a la derecha

Camino entre el caserío tradicional y extensas praderías

 Tras atravesar las últimas casas de Caces tomo una pista de tierra

Cruzo un paso a nivel y me acerco de nuevo al río Nalón

El camino asfaltado va paralelo al río por una zona muy frondosa repleta de castaños centenarios entre prados y cultivos

El camino discurre entre el río y la vía del ferrocarril en este lugar conocido como Fansorda

Pasamos una finca de una buena extensión llamada Vega del Río, con una plantación enorme de kiwis

 Entro en la parroquia de Pintoria

A la izquierda del camino observo desde la distancia el lugar de Pintoria donde destaca el Chalet de Santullano, en estado de abandono

Un poco más adelante el trayecto alcanza el cruce con la carretera que asciende a Pintoria a nuestra izquierda, continuando nosotros a la derecha siempre en paralelo al río, en dirección a Trubia

Dejando Pintoria contemplo la parroquia de Godos y los restos de un puente, posiblemente del románico, del que se conservan dos pilares

La senda se encuentra de nuevo con la vía del tren y, tras unos metros de recorrido conjunto, llega a las instalaciones industriales de Química del Nalón -fundada en 1942- ubicada a las afueras de Trubia

Ya en el pueblo, el camino discurre por su zona urbana hasta llegar a la estación de tren

A mi derecha dejo el caudaloso río Nalón atravesado por un puente de hierro

 Debo cruzar el paso a nivel pues la pasarela peatonal está cerrada por obras

Entro en una calle céntrica y larga de Trubia

Después de caminar un trecho por las calles de Trubia me aproximo de nuevo al río

En Trubia se encuentra la Fábrica de Armas, fundada en 1794 con el fin de suministrar material bélico al Ejército español, al finalizar la Guerra de la Independencia la actividad de esta fábrica decae considerablemente y hemos de esperar hasta 1844 para que resurja con nuevas líneas de producción basadas en la fundición de cañones y su correspondiente munición. La creación de esta factoría supuso que Trubia se situara durante décadas a la cabeza de la industria en Asturias y asimismo contribuyó al crecimiento de la localidad y la creación de insignes edificios, muchos de ellos aún en pie y símbolo del poder económico que en su día reinó en una localidad cuya decadencia comenzó allá por los años cincuenta que aún hoy continúa

El recorrido continúa pegado a la orilla del río Trubia

Cruzo el puente Fierru

Atravieso el Parque de Cataluña

Paso junto al bloque de viviendas de Coronel Baeza, conocidas como Corea pues aquí vinieron a vivir mucha gente de fuera que llamaron "coreanos"

A la salida de Trubia me dirijo hacia el nuevo puente de La Riera y la iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María de Trubia

Entrando en el barrio de La Riera tomo un camino a nuestra derecha que, en dirección Sur, se dirige a San Andrés de Trubia

Próximo al camino se encuentra en estado ruinoso el llamado Palacio de Trubia (o Casona de los Ponce de León y Miranda), que data de finales del s. XVIII

Me acerco al caserío de Vivero mientras al fondo contemplo la afilada figura del pico La Bobia (Sierra de Guanga o Buanga)

Más adelante, paso por las casas de Llamas...

... y por las de Valle

Al echar la vista atrás llama la atención el verdor y la amplia extensión de la Vega Llamas

El camino discurre entre un frondoso bosque mixto dominado por arces, fresnos y castaños

Siguiendo en agradable paseo entro en las primeras casas de El Pedregal

El Pedregal, grupo de casas a la entrada de San Andrés de Trubia

Luego nos acercamos al barrio de La Casa Caída

Al entrar en San Andrés de Trubia, nos desviamos para coger el ramal a nuestra izquierda

A la altura de la ermita dirijo mi mirada hacia la peña El Castiellu, todo un referente de la zona y donde se sitúan en sus proximidades las conocidas Cascadas de Guanga (o Buanga)

La ruta se introduce por un camino a la izquierda que, paralelo a la carretera, llega hasta una antigua cantera

Debemos superar una pasarela peatonal de madera que cruza la carretera y el río Trubia

Cruzada la pasarela nos dirijimos hacia nuestra izquierda para continuar por un camino asfaltado

Dejamos atrás el concejo de Oviedo y entramos en el de Santo Adriano para pasar junto a algunas construcciones situadas en la Vega el Rey

La senda serpentea entonces por el fondo del valle del Trubia acercándose a las paredes de caliza

Atravesaremos el túnel La Escalera

Paralelo al río Trubia, la senda finaliza próximo al puente de La Esgarrada, cerca de Tuñón (Santo Adriano), donde enlaza con el inicio de la Senda del Oso que hace una semana he realizado en su totalidad

Tan sólo me resta cruzar el puente de La Esgarrada

Iba a decir que aquí finalizo este largo pero agradable recorrido por las tierras meridionales del concejo ovetense pero no fue así... Veréis, en Tuñón no me encontré con nadie que me acercase en coche, al menos, hasta Trubia y el tema es que tuve que regresar por la misma senda hasta esa localidad. Es decir, al final la ruta fueron los 25 km correspondientes desde Oviedo a Tuñón más los 8 km extras que tuve que realizar para llegar a Trubia donde cogí el autobús que me llevó de vuelta a Oviedo. En total realicé unos 33 km de recorrido. Esperando que os guste el reportaje en mi nueva faceta de gran senderista (je, je), me despido de todos vosotros con un fuerte abrazo. Hasta la próxima