“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

14 nov. 2015

Sobrefoz-Ventaniella-Cotalbo-Cerra'l Altu Pasu-Ambenes

Fecha: 14-Noviembre-2015
Situación geográfica: Parque Natural de Ponga 
Itinerario: Sobrefoz-Camín Real de Ventaniella-Ventaniella-La Salguerosa- Cotalbo-Collá la Forcá-La Bolera-Cerra'l Altu Pasu (1596 m)-Collá Valloseru-Valle de Ambenes-Venta la Faeda-Camín Real de Ventaniella-Sobrefoz 
Tipo de ruta: Circular 
Desnivel positivo acumulado: 1515 m 
Distancia recorrida: 27,5 km


Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta: 27,5 km

Sábado, 14 de noviembre de 2015. Una vez más nos acercamos hasta la hermosa localidad de Sobrefoz (660 m), en el concejo de Ponga, punto de partida de nuestra excursión de hoy en la que llegaremos hasta La Vega de Ventaniella, atravesaremos el hermoso monte La Salguerosa, subiremos hasta el Puerto de Cotalbo, alcanzaremos la cima de la Cerra'l Altu Pasu, cruzaremos el monte Valloseru y bajaremos el empinado y largo Valle de Ambenes para, finalmente, regresar a Sobrefoz por el Camín Real de Ventaniella

Sobre las 9:00 h salimos del pueblo para enlazar con la pista por donde discurre el Camín Real de Ventaniella, uno de los más importantes pasos de la Cordillera Cantábrica, por el que iremos durante unos ocho kilómetros hasta llegar a la vega de Ventaniella

Con rumbo Sur, avanzamos por el camino asfaltado que se adentra en un encajonado valle coronado a ambos lados por las grandes cimas del Tiatordos y Maciédome, por el Oeste, y el Recuencu y el Colláu Zorru, por el Este. Superamos el primero de los puentes, el de Rubeceya (o de La Mata), que cruzan los distintos regueros que bajan a desembocar en el río Ponga

Más adelante, superaremos un segundo puente, el de El Campial, que cruza sobre el arroyo homónimo procedente de Enol

La pista va girando paulatinamente al SO pasando junto a verdes praos con sus correspondientes cuadras (cortes) y cabañas. Más adelante, se encuentra Fuentecelada, una buena fuente de aguas frescas y cristalinas a cuyo frente se alza la fuente-abrevadero

Toda esta "fastera" que vamos recorriendo se conoce como La Faeda y en ella encontramos numerosos praos con cortes y cabañas como ésta de La Llana. Desde aquí el murallón calizo del Maciédome sobresale por encima de los frondosos bosques que tapizan la ladera de este encajonado valle

A continuación, dejamos a la izquierda una corte en El Cubudín

La pista parte en dos los extensos praos de La Contropelaya, dejando uno por encima de la carretera y el otro por debajo de la misma

La pista discurre sin apenas desnivel cuando alcanzamos uno de los lugares más importantes en este recorrido hacia Ventaniella, la Venta la Faeda. Esta imponente venta se construyó para atención y servicio de los viajeros que, desde mediados del s. XVIII, circulaban por esta vía con carros del país. El edificio se mantiene y ha sido restaurado pudiendo apreciarse el gran corralón destinado a la guarda de los animales de carga así como de los carros (Información extraida del libro "Amieva y Ponga" de Francisco Ballesteros)

Dejamos a nuestra derecha los extensos y llanos praos de La Vegadona observando también en la otra vertiente un afilado crestón calizo y un collado, son El Picón y el Colláu Porciles, de interés para nosotros pues a la vuelta pasaremos por ahí

Sobrepasamos una cabaña en el prao L' Arenal cuyo nombre se debe a que en dicha propiedad el río Ponga deja depósitos de arena cuando hay riadas

Seguimos por la carretera dejando a ambos lados de la misma los amplios praos de Los Fitos, El Sedu y Les Vegues al mismo tiempo que dirigimos la vista hacia la alomada cima de la Cerra'l Altu Pasu que, más tarde, hollaremos

El asfalto deja paso a una pista de tierra antes de alcanzar La Casa de Cotiones, un antiguo refugio de cazadores

La pista sube en sucesivas curvas pasado por encima del prao con corte de Fomperi donde nace una fuente muy grande conocida como La Fuentona de Fomperi

A continuación, pasamos junto al conocido "Saltu del Ladrón". Dice la tradición que este sitio era propicio para la acción de los bandoleros por lo que, hartos de estas fechorías, los vecinos de León y de Ponga se pusieron de acuerdo para atacarlos por ambos lados. Un ladrón se vio acorralado por esta maniobra y no lo quedó más escapatoria que saltar al río evitando así su captura. De ahí el topónimo...

Enseguida se presenta ante nosotros un lugar idílico, una joya de la naturaleza, la Vega de Ventaniella, sobre la que se extiende el frondoso y amplio monte La Salguerosa

En esta vega se encuentra una Venta (en servicio) que antaño daba albergue a los caminantes que iban o venían de León. El origen del topónimo se remonta a una leyenda que cuenta que el ventero pronunció la famosa frase  «Ni venta ni ella» a tres moros que requerían la entrega de una dama allí refugiada so pena de quemar su venta. Más información en el siguiente enlace que explica fenomenalmente esta pequeña historia: http://www.asturiasnatural.com/articulo-imprimir-980.html

Un poco por debajo de la venta se encuentra la Ermita de Ventaniella, de origen cisterciense, está bajo la advocación de Nuestra Señora de Ventaniella (La Santina), cuya fiesta se celebra el primer sábado de septiembre con una populosa romería

Al salir de la venta dejamos de lado el camino principal que se dirige al puerto de Ventaniella y cogemos otra pista que, con rumbo Oeste, se interna en el interior del bosque La Salguerosa y que fue construida en su día para la saca de la madera

Después de ganar altura subiendo en varias revueltas por el interior del bosque salimos a una despejada camperina, La Salguerosina

Giramos paulatinamente al SO para seguir progresando por el interior del bosque

Enseguida llegamos a la hermosísima y recóndita mayada de La Salguerosa que cuenta con gran número de chozos, cuadras, cabañas, corros y rediles aunque todas ellos se han arruinado

Buen momento para "susurrar" con los caballos que pastan por la zona (je, je)

Desde La Salguerosa continuamos valle arriba por un marcado sendero

Llegamos a una despejada camperina, La Vayuga

Desde La Vayuga giramos a la izquierda para continuar al Sur progresando por la herbosa ladera

Estamos entrando en el Puerto de Cotalbo, una amplia extensión de terreno de grandes pastos al abrigo de las peñas de Los Llobiles, el Cotalbo y el Abedular que lo cierran por el Sur

Bajo la ladera Norte de las peñas de Los Llobiles se encuentra un hermoso y primitivo chozo de piedras de la antigua majada de Cotalbo y una emblemática fuente, la Fuente Cotalbo, lugar de nacimiento del río Ponga. Como curiosidad comentar que Jovellanos escribió en 1795, "... el río Sella nace en el puerto de Ventaniella (...) y sigue hasta Las Arriondas...", es decir, ubicaba aquí el nacimiento del Sella

Desde la majada continuamos al Oeste bajo la ladera de pico Abedular (o Filispardi)

Nos espera una corta pero pronunciada subida hasta la collá La Forcá, una pequeña escotadura que hace de divisoria municipal entre Caso y Ponga

La panorámica desde la collá La Forcá es espectacular: el puerto de Cotalbo y las peñas de Los Llobiles, en primer plano y las peñas de Ten y Pileñes, al fondo

A partir de la collá La Forcá seguimos un sendero al Norte entrando en tierras casinas

Siguiendo el camino que bordea la ladera occidental de la peña Montoviu

Más adelante, una vez rodeado el Montoviu, giramos al Este para bajar hasta la arista divisoria

Luego continuamos por el cordal con un pie en Caso y otro en Ponga

Enseguida, llegamos a la casina mayada de La Bolera en la que sólo persisten las paredes de una antigua cabaña

Sobrepasando la derruida cabaña de La Bolera

Continuamos al Norte atravesando lugares de embriagadora belleza, bosques encantados y hermosas camperas

En el horizonte sobresale la altiva peña caliza del Maciédome

A continuación, alcanzamos La Collá Gambiteros, emplazada balo la ladera meridional de El Cueto

Tenemos que bordear El Cueto por la izquierda, en el sentido de nuestra marcha. Siguiendo senderos apenas marcados vamos progresando por la ladera hasta enlazar con un camino procedente de la mayada Paréu por el que continuaremos hacia el Este

Al poco, llegamos a Les Campes, una empinada pradería bajo los contrafuertes de la Sierra la Calabazosa

Aquí se encuentra la fuente Les Campes, aunque la manguera está rota y el agua no sale por el caño

Aquí se encuentra la fuente Les Campes, aunque la manguera está rota y el agua no sale por el caño

Seguimos un marcado sendero que avanza hacia el Norte

Al llegar a un colladín giramos a la derecha para acometer la fácil ascensión a la cima de la Cerra'l Altu Pasu

Alejandro y Victor M. en la Cerra'l Altu Pasu (1596 m)

Esta cumbre es un magnífico mirador del alto valle de Ventaniella, un paisaje de ensueño de abigarrados montes, encrespadas peñas y mullidas camperas

Enseguida bajamos de la cumbre para continuar con nuestro recorrido

Atrás dejamos la Cerra'l Altu Pasu

El Maciédome y La Collá Valloseru hacia la que bajaremos de inmediato

No es posible continuar por el cordal así que debemos descender bruscamente por la pendiente ladera pongueta arrimados a los contrafuertes calizos de Los Castrillones y teniendo mucho cuidado de no resbalar con la húmeda hierba

Superado el tramo más difícil remontamos hasta alcanzar de nuevo el cordal y progresar al Norte por el frondoso bosque de Valloseru

A continuación, alcanzamos La Collá Valloseru

Desde La Collá Valloseru seguimos al Norte hasta llegar a la zona caliza

Un vistazo atrás para observar desde dónde hemos venido

Progresamos por la vertiente casina buscando los mejores pasos para superar este contrafuerte rocoso, una auténtica "llampa"

Salimos a una herbosa collada

Desde la collada bajaremos vertiginosamente hasta el valle de Ambenes por El Senderu Becerreru

Al frente observamos La Colladina'l Valle

Ante nosotros se presenta el descendente y arqueado Valle de Ambenes por el que bajaremos con rumbo E-NE

El valle está cerrado por su derecha, según bajamos, por la Sierra el Foráu ya que son varios los agujeros o ventanas que traspasan la peña

A medio descenso, pasamos por La Mayadina

Nos arrimamos a las verticales paredes calizas que cierran este alargado valle

Finalmente, el camino nos deposita en la espléndida llanura de la mayada Ambenes, donde apenas quedan en pie un par de cabañas de las muchas que poblaban estos parajes

Giramos al NO para cruzar la riega y dirigirnos a El Colláu Porciles

Giramos al NO para cruzar la riega y dirigirnos a El Colláu Porciles

Desde el collado nos acercamos hasta El Picón de Porciles, una perfilada cresta caliza

Desde lo alto de El Picón de Porciles se obtiene una espléndida panorámica del valle de Ventaniella y las montañas que lo rodean

A continuación, bajamos de este peñasco para volver al collado

Siguiendo el camino al Norte desde el collado enseguida nos encontramos con los restos de una cabaña y una corte en Porciles

Siguiendo el camino al Norte desde el collado enseguida nos encontramos con los restos de una cabaña y una corte en Porciles

Siguiendo el camino al Norte desde el collado enseguida nos encontramos con los restos de una cabaña y una corte en Porciles

Seguimos bajando por el tupido bosque

Al salir del bosque nos encontramos con varias cabañas en La Viciella

Giramos al SE para bajar por una pista hasta llegar a La Venta la Faeda

Cruzamos el río Ponga por un puente de hormigón

Enlazamos con El Camín Real de Ventaniella sobrepasando de nuevo la Venta la Faeda

Tan sólo nos resta bajar hasta Sobrefoz por este conocido e importante camino durante varios kilómetros

Sobre las 17:45 h ponemos punto final a esta atractiva ruta de 27,5 km de recorrido y 1515 m de desnivel positivo acumulado. Agradecer a los vecinos y ganaderos del pueblo de Sobrefoz que tan amablemente nos han facilitado todo tipo de información sobre los nombres de la zona. Gente como Toto, Ramiro, Humberto, Lin y Javier a los que enviamos nuestro más cordial saludo y un fuerte abrazo. Saludos y hasta la próxima