“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

11 sept. 2016

Arbas del Puerto-Valle Maera-Cuitu Nigru-Gistreo-Viadangos de Arbas

Fecha: 11-Septiembre-2016 
Situación geográfica: Valle de Arbas 
Itinerario: Arbas del Puerto-Majada las Caballetas-Valle Maera-Alto Campa Fermosa-Alto el Cáscaro-Majada el Carbazal-Cuitu Nigru (1856 m)-Gistreo-Gistredillo-Viadangos de Arbas-Valle el Coito-Alto el Coito-Arbas del Puerto 
Tipo de ruta: Circular 
Desnivel positivo acumulado: 1195 m 
Distancia recorrida: 27,5 km 

Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta: 27,5 km

Domingo, 11 de septiembre de 2016. Nos desplazamos hasta Arbas del Puerto (1360 m), a un kilómetro del puerto de Pajares. Este poblado surgió a raíz de la edificación medieval de un "hospital" para atender a los peregrinos que iban a San Salvador de Oviedo; posteriormente, se levantó la Colegiata de Santa María donde se establece una comunidad de canónigos cuyos abades ostentaron un enorme poder espiritual y temporal, con extensas tierras y propiedades. Este poder se extendió hasta la desamortización de Madoz, a mediados del s. XIX, tras la cual la Colegiata fue abandonada y los canónigos desaparecieron

La Colegiata de Santa María de Arbas es uno de los ejemplos más notables del románico leonés. De estilo tardorrománico está consturida con sillares de arenisca de color pardo, es una iglesia de dimensiones medianas con una cabecera triple y una torre en la fachada occidental

Sobre las 8:00 h nos ponemos en marcha saliendo de Arbas del Puerto por la N-630 que pronto abandonamos para coger un ramal a la izquierda

Avanzamos con rumbo Sur por una extensa pradera

Llegamos a la Majada de las Caballetas donde encontramos una cuadra de grandes dimensiones y un par de cabañas

Desde la majada continuamos al Este en suave ascenso por una marcada pista

En nuestro recorrido dejamos a la derecha una fuente

Más adelante, llegamos a un altozano desde donde obtenemos una preciosa panorámica de Arbas del Puerto y su entorno

Luego bajamos por la pista para, más adelante, cruzar el reguero del Valle Maera y abandonar de inmediato el camino principal

A partir de aquí subiremos con rumbo SO por todo el Valle Maera sobrepasando, en primer lugar, el Mayau Fondero donde se encuentra una caseta de bloques de hormigón

A continuación, atravesamos otra alargada pradera, el Mayau del Medio, que cuenta con restos de antiguos chozos de pastores

Aún no da el sol en este alargado valle por el que progresamos rápidamente

Enseguida llegamos al Mayau Cimero que también cuenta con varios chozos y un gran corral

Desde el Mayau Cimero ya podemos observar el Alto Campo Fermosa donde culminaremos nuestro ascenso por este precioso valle

Siguiendo al SO acometemos el ascenso por la cabecera del Valle Maera sobrepasando los llamativos Sierros Coloraos

Finalmente, alcanzamos el Alto de Campa Fermosa (1733 m) sobre el que se alza el altivo Cueto los Celleros

Desde el alto bajamos vertiginosamente por una estrecha vallina

Enseguida llegamos hasta los restos de la antigua majada de Campa Fermosa

Más abajo, nos incorporamos a una senda por la que avanzaremos al Sur en busca del Alto Moncorbo y El Cáscaro

El Alto Moncorbo (1634 m), una colladina, y el Alto el Cáscaro (1648 m), una modesta cumbre

Nos aupamos hasta el Alto el Cáscaro que constituye un magnífico mirador de Viadangos de Arbas y su entorno

También disfrutamos de una hermosa estampa del valle de Gistreo que, más tarde, tendremos la oportunidad de recorrer

Reanudamos la marcha por el sendero que discurre bajo la Sierra del Cuitu Nigru

Con rumbo Oeste, avanzamos rápidamente por dicha senda atravesando alguna que otra camperina donde pasta plácidamente el ganado

Más adelante, nos aupamos hasta la Col.lá la Ventosa (1686 m), en la divisoria astur-leonesa

Luego nos acercamos hasta la Col.lá l'Escubiu (1716 m), nombrada en el IGN como collado Brañillín

Tras acercarnos a las dos colladas (Ventosa y L' Escubiu) regresamos al sendero que discurre sobre El Pozo Carbazal

A continuación, atravesamos la majada Carbazal donde se encuentran varios corrales y un chozo de pastores

Desde la majada Carbazal nos elevamos hasta El Yanón de Coleo desde donde subimos con rumbo NE hasta el Cuitu Nigru

Llegando al Cuitu Nigru

Cuitu Nigru (1856 m)

Posteriormente, regresamos a El Yanón de Coleo para bajar al Sur en sucesivas revueltas por una marcada pista

Alcanzamos el valle de Gistreo que vamos a recorrer de Oeste a Este

Nos acercamos hasta la majada de Gistreo que cuenta con un refugio nuevo, los restos de una antigua caseta y un chozo de pastores y también varios corrales

Avanzamos por este hermoso valle sin apenas desnivel

Más adelante, la pista gira al SE discurriendo paralela al río donde se encuentra la presa La Cancilla

Atravesamos la conocida cancilla

Un último vistazo a la presa...

Continuamos yendo paralelos al Llano la Barba donde enseguida encontramos una bifurcación cogiendo el ramal de la izquierda

Entramos en Gistredillo, un conjunto de extensos praos cerrados con muros de piedra (Las Senras, El Montero, Los Rayones)

Continuamos al Este superando los altos de La Correera y del Mosquito los Carros

Con la vista hacia la sierra Las Cangas, donde destaca el Alto la Aguilera, nos aproximamos a Viadangos de Arbas

Llegamos a Viadangos de Arbas (1300 m) donde tendremos la oportunidad de charlar con viejos conocidos nuestros

Viadangos de Arbas

Al salir de Viadangos seguimos al NE por el alargado y pronunciado valle El Coito

Alcanzamos el Alto el Coito (1568 m) desde donde divisamos el pueblo de Busdongo

Desde el Alto el Coito bajamos por La Recorva siguiendo el Camino de San Salvador

Al alcanzar un collado próximo al pico Moro abandonamos el camino para bajar por la arista con rumbo Norte

Tras el descenso alcanzamos la N-630

Continuamos al Oeste por la carretera pasando por Vegalamosa

Sobre las 19:30 h ponemos punto final a esta atractiva ruta de 27,5 km y 1195 m de desnivel positivo acumulado. Nuestro mayor agradecimiento a todas aquellas personas que han colaborado con nosotros en la recogida de topónimos de la zona, gente como Fe, Elena, David, Rafael, Enrique, Silvino y Angelín sin cuya ayuda no hubiera sido posible completar este reportaje. Saludos y hasta la próxima, amig@s