“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

18 oct. 2014

Agüera-La Arena-Cigüedres-Quintanal-San Esteban-Aguasmestas-Cuevas-Noceda-Santullano

Fecha: 18-Octubre-2014
Situación geográfica: Belmonte de Miranda
Itinerario: 1ª parte: Agüera-Camín de Misa-Cigüedres-Los Miralinos-Quintanal-Villar de Zuepos-San Esteban-Valle de Raneiru-Puente Raneiru-Agüera / 2ª parte: Aguasmestas-Cuevas-Noceda-El Castiel.lu-Duernas-Arriondo-Santullano-Aguasmestas
Tipo de ruta: Circular
Distancia recorrida: 25 km

Mapa topográfico (1ª parte)

Sábado, 18 de octubre de 2014. Volvemos de nuevo al concejo de Belmonte de Miranda, concretamente a la aldea de Agüera (340 m), cuyo nombre proviende del asturiano "agüeru", que significa charco, canal de riego y que, por extensión, se aplica al valle en el que confluyen arroyos. He de comentar que este reportaje lo he dividido en dos partes pues realizamos dos recorridos en la misma jornada usando el coche para desplazarnos entre un punto de partida y otro

La aldea de Agüera se emplaza en la orilla izquierda del río Pigüeña, a lo largo de la carretera AS-227 que sube hasta el Puerto de Somiedo, distando 10 km de Belmonte. Todo el pueblo forma en su conjunto un notable ejemplo de arquitectura popular, sin notables alteracion

La iglesia parroquial de San Andrés es una construcción del s. XVII, con planta en forma de T, que conserva en su interior dos sarcófagos bajo arcosolio

Sobre las 8:45 h comenzamos a caminar

Con rumbo NE, recorremos unos metros por la carretera en dirección a La Arena

Al llegar al caserío de La Arena abandondamos la carretera para tomar un ramal a nuestra izquierda

Con rumbo NO, seguimos una pista que en continua ascensión nos llevará hasta el pueblo de Cigüedres

Unos metros más arriba de La Arena se encuentra el deshabitado caserío de Rozos

Saliendo de Rozos la pista deja paso a un estrecho sendero por el que continuamos

Tras superar un tramo bastante tomado por la maleza cruzamos el reguero Marzán por El Pontigo, un rústico puentecillo de madera

Más adelante, sobrepasamos las cuadras en ruinas de La Formiguera hoy en día tomadas totalmente por la vegetación

El camino empedrado se interna en el bosque yendo siempre paralelo al reguero Marzán

Nuestra siguiente parada será en la gran cuadra de Riel.la

El prao y la cuadra de Riel.la

Seguimos monte arriba pasando junto a otra cuadra en ruinas

Siempre en ascenso avanzamos por el bosque en el que resuenan las castañas al caer al suelo

El regueru Marzán se encuentra apresado justo al llegar a un cruce de caminos

Al salir a un claro del bosque damos vista hacia el pueblo de Cigüedres

Poco a poco vamos llegando a Cigüedres donde abandonaremos este camino, conocido en la zona como el Camín de Misa ya que por él bajaban antaño los vecinos hasta la iglesia de San Andrés. Sí que tenía mérito bajar y subir por este camino, no cabe duda que eran otros tiempos...

Una mirada atrás para contemplar el valle por el que hemos subido hasta Cigüedres

Una vez en Cigüedres seguiremos por la carretera durante un buen trecho

Pero antes paramos a refrescarnos en la buena fuente La Pomar

Yendo por la carretera dejamos a nuestra derecha el bonito pueblo de Cigüedres que ya tuvimos la ocasión de conocer en anteriores excursiones

Giramos hacia el Sur siguiendo la carretera que abandonaremos al llegar a los praos de El Torno para subir desde allí hasta el collado Los Miralinos

Llama la atención como los prados de mayor desnivel se disponen en forma de bancales sostenidos por muretes de piedras

Dejamos la carretera para subir en fuerte desnivel por los prados de El Torno en dirección a Los Miralinos

Pasamos junto a una de las cuadras de El Torno

Seguimos prado arriba

Tras superar una zona arbórea salimos a una amplia pradería de camino a Los Miralinos

En este collado Los Miralinos (985 m) se encuentran dos buenas cuadras rodeadas de fresnos

Hacia el Norte damos vista a Cigüedres y a las cumbres de Miru Mayor y Miru Miralón separadas ambas por el collado Buisán

Un rincón bellísimo éste de Los Miralinos

Desde Los Miralinos bajaremos, en dirección Oeste, por un buen sendero

Después de un corto descenso enlazamos con un ancho camino que sube desde Quintanal hasta la braña homónima. Nosotros giramos a la izquierda para bajar con rumbo Sur hacia la aldea de Quintanal

Mientras bajamos cómodamente contemplamos la belleza de los valles y montañas que nos rodean

En nuestro descenso sobrepasamos varias cuadras como éstas de La Carrilona y La Llomba

Entramos por la parte alta de la aldea de Quintanal pasando junto a varias casas abandonadas y algunos hórreos

Quintanal (820 m) se concentra en una zona abrupta agrupándose el caserío de forma escalonada destacando la presencia de la pequeña ermita de San Benito

Pocos vecinos residen permanentemente en esta aldea aunque los fines de semana muchos de ellos retornan al pueblo desde otras partes de la región

Después de charlar un rato con un ganadero que nos facilitó unos cuantos nombres de la zona proseguimos con la ruta enlazando con la carretera que se dirige a San Esteban. Pero antes paramos a echar un trago en la conocida fuente el Ablanu

Iremos por la carretera hacia San Esteban pasando primero por Villar de Zuepos

Entrando en Villar de Zuepos (750 m), otra aldea abocada al abandono ya que sólo vive aquí un matrimonio de avanzada edad. Cuántos pueblinos se están quedando deshabitados en nuestra querida Asturias... Una verdadera sangría demográfica que se agrava en estos concejos de media y alta montaña

La carretera gira hacia el SE para subir en fuerte pendiente hasta San Esteban

San Esteban (740 m) ocupa un pequeño espolón entre dos vaguadas por las que discurre el regueru de San Esteban (Abedul) y el de Raneiru. Parece que tiene su origen en un pequeño monasterio dedicado a San Esteban dando posteriormente lugar a un núcleo de población mayor

Desde San Esteban damos vista hacia la zona por donde hemos venido desde Los Miralinos

Tras atravesar el pueblo cogemos a la derecha un camino en dirección Sur

Este camino era por el que antiguamente bajaban los vecinos de San Esteban hacia el fondo del valle, concretamente hasta el puente Raneiru

Pasamos junto a varias cuadras en estado ruinoso

Avanzamos rápidamente por este sendero hacia el fondo del valle

Nos internamos en lo más profundo del bosque

En un momento dado, el sendero gira bruscamente hacia el NE para bajar paralelo al regueru Raneiru

Advertimos la presencia de numerosas cuerrias (corras). Antiguamente, las castañas recolectadas durante el otoño debían de permanecer una temporada en "la corra", una construción circular y cercana al "castañeu" en la que se metían los erizos cubriéndose luego con artos y maleza para cerrarla, dejándolos allí hasta que el fruto estuviera bien hecho y maduro

Cuanto más nos introducimos en este estrecho valle fluvial más sensación de aislamiento y de belleza salvaje nos asalta

Al salir a un claro del bosque echamos la mirada atrás hacia San Esteban. ¡Qué paisaje más espectacular!

Mientras descendemos vertiginosamente escuchamos en todo momento el murmullo del agua y el ruido de las castañas al caer al suelo

Con marcado rumbo Este afrontamos el tramo final de este alargado valle

Yendo paralelos al regueru Raneiru

Así llegamos al puente Raneiro teniendo que descender hasta el cauce del arroyo para poder hacer la foto del mismo

Junto al puente Raneiru coincidimos con varios cazadores que andaban por la zona

Desde el puente Raneiru continuamos al NE por carretera hasta llegar a Agüera sobre las 13:35 h donde finalizamos la primera parte de nuestro recorrido de hoy. Allí descansaremos y aprovecharemos para comer antes de continuar caminando

Mapa topográfico (2ª parte)

Desde Agüera nos trasladamos en coche hasta la localidad de Aguasmestas (575 m), en el límite entre los concejos de Somiedo y Belmonte de Miranda, en el punto de confluencia de los ríos Somiedo y Pigüeña

De este lugar parte una carretera que asciende paralela al río Pigüeña hasta Villar de Vildas, y más arriba la braña de La Pornacal

De nuevo entramos en tierras del concejo de Belmonte de Miranda

Cruzamos el río por el puente Aguasmestas para dirigirnos al NO hacia la aldea de Cuevas

Subimos por la carretera paralelos al regueru Cuevas pasando junto a varias praderías como las de Los Cuvachinos y La Veiga

Llegamos a Cuevas después de 1,5 km desde Aguasmestas

La aldea de Cuevas (520 m) está situada junto al regueru homónimo, emplazada en un valle encajado entre las montañas circundantes. Es uno de los pueblos que más hórreos y paneras tiene, y se encuentran bien conservados. En la iglesia parroquial de San Román es de interés su retablo barroco y algunos otros elementos antiguos de relativa importancia

Atravesamos el pueblo para coger la pista hormigonada que sube hasta Noceda

La pista sube en varias revueltas paralela al regueru Cuevas

La pista bordea grandes contrafuertes calizos

Dejamos de lado la carretera para coger a nuestra izquierda el antiguo camino hacia Noceda

Este camino se interna por una tupida zona boscosa

Volvemos a enlazar con la pista...

... para más adelante volver a coger el camino a nuestra derecha

El camino sube en varias revueltas ganando altura y pasando por encima del regueru Cuevas

En fuerte ascenso nos aproximamos a Noceda

Así llegamos a la pequeña aldea de Noceda (750 m), destacando entre el agrupado caserío la pequeña ermita de la Virgen de Guadalupe

Dejamos atrás Noceda para continuar por la pista

Hacemos una parada en esta fuente y lavadero próximo al regueru Cuevas

Fuente

Más abajo abandonamos la pista hormigonada para coger otra de tierra que sale a nuestra derecha en dirección SE

La pista nos deposita en El Castiel.lu (790 m) donde hay una gran cuadra

La panorámica desde esta posición es fantástica. Sobre Noceda se encuentran varias cumbres destacadas de la zona como el Altu Xangaz, El Miru, Cuetu Muelas y Cueto Rozas

Esta construcción de El Castiel.lu, a mi modo de ver, desentona un poco con el entorno

Cogemos el camino que sube desde El Castiel.lu hacia Duernas pasando junto a varias cuadras en ruinas

A la vera del camino, en algunos tramos algo embarrado, se encuentra una pequeña fuente

Después de una prolongada subida salimos a una amplia collada herbosa donde se encuentras las cuadras de Duernas d' Abaxo

Ésta es la cabaña mejor conservada de Duernas d' Abaxo

Luego, continuamos por el camino para llegar hasta las cuadras de Duernas de Riba

Otra de las cabañas de Duernas de Riba

Panorámica desde Duernas de Riba

Bajamos por el camino para volver a Duernas d' Abaxo

Al llegar a esta camperina cogemos un sendero que va en dirección SE

Bajamos por un buen camino empedrado

Pasamos junto a esta fuente de la cual no tenemos el nombre, de momento... (je, je)

Así llegamos a un rincón extraordinariamente bello, La Cul.lada (816 m)

La Cul.lada se encuentra enclavada entre la Pena Duernas y el pico Aguilar

A partir de aquí entramos en tierras somedanas teniendo que realizar un fuerte descenso hasta la localidad de Santullano

Con marcado rumbo Sur, seguimos un sendero que pasa por las cuadras cimeras de Arriondo

Nos espera un largo descenso por el bosque

Nos encontramos con numerosas cuadras, algunas en ruinas, que forman parte de la braña de Arriondo

Más y más cuadras y cabañas conforman esta braña de Arriondo lo cual nos indica la importancia que debió tener la zona en su momento

Poco a poco nos vamos acercando a Santullano que ya divisamos en la lejanía

Entramos por la parte alta del pueblo

Santullano (460 m) se encuentra a orillas del río Pigüeña

Atravesamos el pueblo entre el caserío y varios hórreos y paneras

Salimos del pueblo pasando junto a casas de gran belleza a pesar de su precario estado

Destaca entre el caserío la hermosísima iglesia de San Julián (finales s. XVIII)

Cruzamos el río Pigüeña por un pequeño puente

En dirección NE, avanzamos por la carretera

Sobre las 19:30 h ponemos punto final a la ruta de hoy llegando a Aguasmestas tras casi 25 km de recorrido en total. En el capítulo de agradecimientos debemos citar a Lolo, Antonia, Alicia y Pepe sin cuya ayuda nuestro reportaje hubiera quedado incompleto. Saludos y hasta la próxima, amig@s