“El camino hacia la cima es como el viaje hacia uno mismo, una ruta en solitario” (ALESSANDRO GOGNA)

28 jun. 2014

Por los valles de Turón

Fecha: 28-Junio-2014
Situación geográfica: Valle de Turón
Tipo de ruta: Circular
Itinerario: Lago (Turón)-San Pedro-Enverniego-Ablaneo-Fresneo-Prau Mayáu-Vega Espines-Villandio-Arnizo-Llana Pomar-El Colláu-Tablao-Mostantín-La Pará-El Subiduriu-Vallín de los Homeros-El Rebollosu-Llana Cimera-Collada el Turnu-Vega Ablaneo-Mayau Carril-Hueria de Urbiés-El Suquitu-Alto la Colladiella-Alto la Mozqueta-Campa Ablaneo-Campa Urbiés-Campa les Abeyes-Los Rebollos-San Justo-L' Artusu-El L.léu-La Llera-San Andrés-Lago 
Distancia recorrida: 42 km


Mapa topográfico del IGN

Perfil de la ruta (42 km). Os dejo el enlace del track en Wikiloc:
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7238809

Domingo, 29 de junio de 2014. Hoy "andamos por casa" ya que nuestra ruta transcurrirá por el valle de Turón. Seguiremos en nuestra permanente búsqueda de topónimos que Alejandro lleva recopilando desde hace varios meses preguntando a los vecinos y ganaderos de la zona. Así pues, dejamos aparcado el coche en el barrio de Lago (300 m) para empezar a caminar sobre las 8.10 h

Con rumbo Este, cruzaremos el puente sobre el río Turón al pasar por San Pedro (320 m)

Pronto llegamos a la aldea de Enverniego (350 m), cuyas viviendas se encuentran sobre una ladera que las protege de los vientos fríos del Norte. En medio del asentamiento se levanta la Ermita de la Soledad, de profunda tradición romera, festividad que se celebra el lunes de Pascua de Resurrección. Además, cuenta con una preciosa fuente (año 1925)

Desde Enverniego arranca la ruta senderista PR AS-35 "Senda de los caseríos y brañas turonesas" que seguiremos durante algunos tramos en nuestro recorrido de hoy

Seguimos la pista de montaña que se interna entre el arbolado

En nuestro ascenso dejamos a la izquierda los prados de La Llosona...

... y a nuestra derecha los prados de La Llana donde hay una antena

Llegamos al caserío (deshabitado) de Ablaneo (590 m)

Paramos a refrescarnos en la fuente

Tomando rumbo Sur el camino prosigue casi en llano

Pasamos junto a la pradería de El Praucón

Dejamos a nuestra izquierda la buena cuadra de La Sierra

Cuadra de La Sierra

La ruta pasa a la vera de otro caserío llamado Cotarente, del que sólo quedan restos

A la izquierda del camino se encuentra la fuente Cotarente

Más arriba, pasamos junto a la cuadra de La Casa Nueva, de nombre inapropiado dado su actual estado ruinoso

La empinada pradera de La Güerta queda a nuestra derecha según vamos subiendo por la pista

Entramos en Fresneo (650 m), emplazado en la parte superior de la vallina de Enverniego

La aldea permanece deshabitada desde hace décadas, pero la arquitectura de sus viviendas está estrechamente relacionada con la actividad agrícola y ganadera que desarrolló desde tiempos inmemoriales

Nos acercamos hasta la afamada fuente de Fresneo

Remontamos entre el ruinoso caserío

Tomamos un camino empedrado que se dirige hacia el Este

El camino discurre entre los prados de La Escaldá, a nuestra izquierda y los de La Teyona, a la derecha

Durante todo el recorrido hay numerosas marcas del PR

Tras superar un tramo de continuo ascenso llegamos a los prados con cuadra de La Corrá

La senda sube en varias revueltas...

... para llegar al Prau Mayáu

Prau Mayáu (771 m)

En el Prau Mayáu casi pasa desapercibida la cuadra de La Borná, totalmente cubierta por la maleza

Aquí enlazamos con la pista forestal construida hace varios años por el desaparecido ICONA discurriendo toda ella por la vertiente septentrional del Cordal de Longalendo

Al llegar a este recodo la pista gira hacia el Este

Al llegar a esta bifurcación dejamos un desvío a la izquierda que se dirige a Villandio y seguimos de frente ya con marcado rumbo Sur

Continuamos con la plácida marcha que, sin apenas desnivel, discurre entre el bosque de pinos

Nos apartamos de la pista principal para coger un ramal que sale a nuestra derecha y que con rumbo Oeste se dirige hasta el prau L' Artusu

La hermosa pradería, cerrada con un buen murete de piedras, de L' Artusu

De vuelta al camino principal continuamos en llano

Alcanzamos la Col.lá Espines...

... donde se encuentra una buena cuadra

La pista nos conduce a la espléndida Vega Espines (917 m), amplia collada jalonada de prados y cabañas de piedra que se sitúa a caballo de los concejos de Mieres y Aller. En esta vega se cataloga una necrópolis prehistórica

Un poco más adelante cogemos un ramal a la izquierda que baja hacia Villandio

Iniciamos un largo descenso hacia el pueblo de Villandio

Los prados con cuadra de Los Llanos se encuentran por encima de la pista

En algunos tramos el terreno está bastante embarrado ya que es una zona muy sombría

Dejamos a nuestra derecha el desvío a Los Pozos para seguir descendiendo con rumbo Sur

A la izquierda de la pista se emplaza la amplia pradería del Sierru Caliar

Alcanzamos la cabaña con cuadra del Sierru Caliar

Hete aquí que nos llevamos una gran sorpresa y a la vez alegría cuando vemos aparecer a nuestro querido amigo Federico, de la Llana Pomar, con el que estuvimos charlando durante un buen rato. Más tarde, volveremos a encontrarlo cuando pasemos por la Vega de Tablao

En nuestro descenso hacia Villandio pasaremos junto a numerosas cuadras y cabañas como esta de Les Formigoses

En la pindia pradería de Les Formigoses se encuentra Jose Antonio segando a guadaña... ¡y con 86 años!

Aproximándonos a la cabaña de Los Murios

Los Murios

Desde el camino obtenemos esta preciosa vista hacia la ladera septentrional del Cordal de Longalendo

Un poco más abajo nos encontramos con la fuente Casaquemá (o Solallana)

Tenemos que subir algún repecho en determinados tramos

Bajo la pista encontramos la cabaña del Valle Surtín

Afortunadamente, la pista se encuentra en buen estado y no presenta el barrizal que acostumbra a tener

Pasamos junto a dos cuadras en los prados de La Seca

La otra cuadra de La Seca

Más adelante, ya próximos a Villandio, dejamos a nuestra derecha una cuadra de grandes dimensiones, La Secona

Al entrar en Villandio no podemos pasar sin echar un buen trago en la abundante fuente La Fontica

La Fontica

Por una pista hormigonada vamos entrando en Villandio mientras dejamos a nuestra izquierda los prados de Los Nozalones

Adentrándonos en Villandio por el barrio La Llicavá

Villandio (460 m)

Cruzamos por la parte alta del pueblo dejando a nuestra izquierda la restaurada Ermita de San Blas

Pasamos por el barrio La Vega que cuenta con una buena fuente y lavadero

Salimos de Villandio por el barrio de El Casqueyu

Cogemos una buena pista de tierra por la que volvemos a conectar con el PR AS-35 que habíamos dejado en Vega Espines

En un recodo del monte se encuentra el Quentu Riquixu desde donde se obtienen buenas vistas del valle

Yendo con rumbo SE pasamos junto a unos antiguos cargaderos

Al llegar a esta encrucijada seguimos el sendero que marco con una flecha

La senda se interna entre el espeso bosque

Dejamos el camino principal que va hacia la Llana Pomar y cogemos el ramal que se dirige a Arnizo

Llegamos hasta las primeras casas, en ruinas, de la deshabitada aldea de Arnizo (530 m)

Luego remontamos por la ladera para subir a la parte alta del caserío

Entre el arbolado y la abundante maleza emerge otra de las ruinosas casas

En esta parte alta del caserío destaca esta casa con corredor de grandes dimensiones donde, como anécdota, aún se conserva la cama en una de sus habitaciones. Causa gran tristeza contemplar este lugar pues uno se imagina la intensa actividad que habría por la zona en contraposición al estado ruinoso y de abandono en la actualidad

Un poco compungidos salimos de Arnizo para proseguir con nuestro caminar

Afrontamos una durísima subida hasta entroncar con el camino principal que va hacia Llana Pomar

Señalado con un buen jito el lugar donde enlazamos con el camino principal

Siguiendo rumbo SE pasamos junto a las ruinas de una construcción en Mata Pico Arnizo que en su momento estuvo habitada, según nos dijo Federico (de Llana Pomar)

A la vera del camino dejamos la cuadra de Les Ensuches. Aprovecho para decir que saber el nombre de todos estos prados y cuadras no es un tema baladí pues suponen muchas horas de trabajo, de caminar por el monte, de hablar con los vecinos, con los ganaderos, de identificar, recopilar y ordenar los nombres en el ordenador, es decir, es el fruto de un trabajo intenso y constante que pretende conservar, recuperar y usar la toponimia tradicional que, poco a poco, se va perdiendo al fallecer nuestros mayores. Por ello, de nuevo, destaco la gran labor que está llevando a cabo mi compañero Alejandro y en la que yo procuro ayudarle en la medida de mis posibilida

Poco más adelante entramos en la Llana Pomar (La Yana'l Pumar) (620 m)

Esta es la casa de nuestro querido amigo Federico, el único habitante de este singular caserío formado por varias viviendas y una panera situada en el centro de ellas

Llana Pomar constituye una referencia etnográfica y paisajística del valle de Turón

En estas tierras de labor se cultivó la escanda y hubo buenos prados de regadío que fueron base de excelentes pastos para el ganado

Bajando de Llana Pomar tenemos que cruzar el reguero Collarilla donde hay un vetusto puente

Al otro lado, se encuentra un molino en la zona conocida como El Fontanón

Siguiendo el PR tomamos dirección NE por una buena pista

En poco tiempo llegamos a las primeras casas de El Colláu (650 m), lugar localizado sobre un altozano de hermosas panorámicas hacia el valle de Turón

Allí nos encontramos con Tonín (de La Pará) con el que estuvimos hablando un buen rato y que nos facilitó un montón de nombres de los prados y cuadras del alrededor

Vista de Llana Pomar desde El Colláu

Después de recopilar numerosos nombres de lugar de la zona, salimos de El Colláu cogiendo un sendero que se eleva siguiendo rumbo Sur

A nuestra derecha, bajo la senda, la cuadra de El Reguiru se alza sobre el valle

Al llegar a este punto, debidamente señalizado, debemos doblar a la izquierda en dirección Este

Avanzamos por una zona umbría

Llegamos a la altura de los prados con buena cuadra de La Cabreriza

Giramos a la derecha para tomar, con rumbo Sur, un senderín que avanza en varias revueltas entre la abundante maleza y el felechal a resguardo de la Sierra los Magüetinos

Salimos a un rellano...

... donde se encuentra la buena campera con cuadra de La Rasa

Continuamos hacia el Sur entre el felechal

Entramos en la verde y amplia Vega Tablao donde volvemos a encontrarnos con Federico

La Vega Tablao cuenta con un par de cuadras bajo el Cuitu Tablao siendo un buen lugar para obtener magníficas panorámicas de la parte alta del valle de Turón

Hacia el Este, observamos el Tres Conceyos y el Cuetu Ventosu, dos referentes de la zona

Dejamos a Federico en la vega Tablao y seguimos adelante pues todavía hay mucho que caminar

Pronto salimos a dar con la cuadra de Tablao

Un poco más allá volvemos a conectar con la pista forestal que abandonamos en la Vega Espines

Avanzamos cómodamente por la pista bajo la ladera Norte del Cordal de Longalendo

La pista se interna en este paraje en tierras del concejo de Aller

Durante un buen trecho vamos avanzando por la pista en dirección Este

Llegados a este punto, señalado con un jito que pusimos nosotros, dejamos la pista y cogemos un sendero que va hacia Mostantín

Bajando por el apenas esbozado sendero tomando dirección Norte

Salimos a la cuadra de Mostantín

Volvemos a entrar en terrenos del concejo de Mieres y a partir de aquí nos espera un descenso vertiginoso por el bosque en el que es muy fácil desorientarse pues el camino se pierde en algunos tramos

Hay que tirar siempre hacia abajo pasando dos trincheras de las antiguas Minas de Llorero

Cruzamos el reguero Llorero para pasar al otro lado yendo siempre por un paraje de extraordinaria belleza

Finalmente, conseguimos salir del laberinto para coger un marcado camino que con rumbo Norte baja por todo este hermoso valle de Llorero

Tras un largo descenso, el camino pasa junto a la cuadra de El Piniu

Más allá, pasamos por encima de los prados con cuadra de La Llosa la Fuente

Yendo un poco hacia el Oeste queda a nuestra izquierda un coqueto lavadero, El Corral Nuevu

Acercándonos a La Pará dejamos bajo el camino la alargada y amplia pradería de La Llosa

Llegamos a La Pará (650 m), enclave que ocupa un lugar prominente en el valle de Llorero

En esta casa de La Pará paramos a hablar con su propietaria, Artemia, quien fue muy hospitalaria con nosotros. Aquí haremos un alto para comer alguna vianda antes de proseguir con esta larguísima ruta

Las vistas desde La Pará hacia la zona de Urbiés son espléndidas: Alto la Mozqueta, Las Cruces, Alto la Colladiella y Tres Conceyos

Una mirada hacia el Cuetu Ventosu y la cuerda que se desprende hacia el NO bajo la que pasaremos nosotros más adelante

Después de comer un bocado nos despedimos de Artemia y seguimos haciendo camino

Según bajamos por la carretera, sobre nuestras cabezas, se encuentra la cuadra de El Millar

Caminamos próximos a la casería de El Subiduriu (600 m), habitada ocasionalmente y uno de los asentamientos más antiguo y recóndito del valle de Turón

Salimos de la carretera para coger un sendero que se interna en el bosque hacia el Este

Antes de cruzar el reguero Llorero prestamos atención a este precioso molino

Sin lugar a dudas, éste es uno de los rincones más bellos y desconocidos del valle de Turón

Nos aproximamos a la cuadra del Prau Nozal, parcialmente engullida por la vegetación

El sendero se interna en la espesura del bosque

Abandonamos el sendero para atravesar esta amplia y pindia pradería de El Vallín de los Homeros

En esta hermosa pradera se encuentra una cuadra algo ruinosa y una pequeña fuente

Subimos con rumbo Norte por un tramo bastante empinado y tomado por la maleza

Entroncamos con una buena pista procedente de El Caburnu y que se dirige hacia las altas brañas del valle

Pasamos por debajo de una de las cabañas de L' Acebusu, donde antiguamente había una venta o posada

Caminamos bajo la sombra de los árboles

Sobre las otras cabañas de L' Acebusu obtenemos una preciosa panorámica del valle Llorero por el que bajamos anteriormente

La pista gira hacia el SE al llegar al Prau Fondiru, donde hay una preciosa cabaña

Subiendo por la pista siempre mirando de reojo hacia el Cordal de Longalendo

En este rincón alto del valle se encuentran varias cabañas muy bien conservadas como esta de El Rebollosu

Otro vistazo hacia el Cordal de Longalendo

Más arriba se encuentra la otra cabaña de El Rebollosu

Continuamos por la senda que cruza la ladera totalmente tapizada por los felechos

A la vera del camino se encuentra la extensa pradería de Los Navalones que cuenta con tres cabañas, una de ellas totalmente derruida y cubierta por la vegetación

Los Navalones

Al llegar a la fuente Los Navalones el camino vira hacia el Oeste

Llegamos a la Llana Cimera (o Cimera de Santa Olaya)

Siguiendo rumbo SE cruzamos la pradería yendo paralelos a la estaquera

Atrás dejamos la cuadra de la Llana Cimera

Tenemos que superar un engorroso felechal

Salimos a un enclave donde hay un depósito de aguas para el servicio contra incendios

Nos incorporamos a una pista que bordea el Cuetu Ventosu por su vertiente occidental

Avanzamos cómodamente por la pista que discurre bajo el arbolado

Salimos a la marcada escotadura de la collada El Turnu (1045 m), en el costado occidental del Cuetu Ventosu

Desde la collada echamos la mirada hacia el SO para contemplar cimas emblemáticas del Cordal de Longalendo como Grandes, Rebollu y Culladiella

La pista continúa hacia el Este bordeando el Cuetu Ventosu por su ladera meridional cubierta por un buen bosque de pinos

Nos dirigimos hacia la Vega Ablaneo

Vega Ablaneo (1015 m), mal llamada Campa Ablanu según nos dijeron algunos ganaderos, collada que constituye el paso natural entre los valles de Turón y Orillés

A partir de aquí nos espera un largo descenso en dirección Norte hacia la Hueria de Urbiés

Pasamos junto a la cuadra del Prau Ablaneo

Seguimos un sendero que discurre entre el bosque

Atravesamos esta praderina conocida como El L.lamargón

Bajamos por el Prau María Rosenda

En este zona la maleza se va adueñando del terreno

Sobre el camino se encuentra el Prau La Casa con buena cuadra

Disfrutamos bajando por este paraje pues es de gran belleza

A la izquierda del camino nos encontramos con la Fuentefría

El descenso es pronunciado

A la derecha dejamos el Praucu les Forcaes

El camino va encajonado entre las estaqueras y los árboles

Una nueva pradería con cuadra sobre el camino, Les Forcaes

Toda esa zona por la que hemos pasado está integrada en el Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras

Cruzamos el arroyo L' Abeduriu

Ya en la otra orilla debemos afrontar un fuerte repecho

Cogemos una buena pista por donde discurre el PR AS-33

Estamos en el caserío de Mayau Carril (720 m)

Resulta curiosa esta cabeza tallada que se sitúa en la puerta de entrada de la Casa del “Tíu Elías” que se supone es de origen prehistórico. Esta pared es la de una cuadra que, con anterioridad, fue casa y chigre, polvorín, lampistería y botiquín en los comienzos de el "Grupo La Hueria de Urbiés" allá por el año 1940. Dice la copla: "La cara del Mayau Carril ye la cara de tíu Lías esculpía en una piedra en una pared metía"

Entramos en la Hueria de Urbiés por el barrio de La Faya Verde

Desde aquí podemos ver las instalaciones de El Mosquil, pertenecientes al Grupo Urbiés

La Hueria de Urbiés con sus barrios

Atravesamos el pueblo siguiendo la carretera

Hueria de Urbiés

Salimos de la carretera para coger una pista hormigonada que se dirige a los barrios de El Cantu y El Suquitu

Afrontando una dura rampa al pasar por El Cantu

En parte alta se sitúan las viviendas de El Suquitu

Cogemos una ancha pista que con rumbo Norte se dirige a la Campa del Sellón

A nuestra derecha dejamos el prado con cuadra del Cuñu les Abeyes

A la izquierda, dejamos la cuadra del Cantu L' Aguilera

Tenemos que superar fuertes repechos que castigan nuestras ya fatigadas piernas

En esta cuadra de La Borná charlamos un poco con su propietario

Más adelante, nos encontramos con la cabaña de La Borroná

Y más arriba, con las cabañas de La Escaldá

Con rumbo NO seguimos ascendiendo por la pista al pasar junto al Prau Suquitu

Dejamos el camino principal para ir hacia la Fuente Andrés

Fuente Andrés

De vuelta al camino principal nos queda afrontar una pequeña subida antes de llegar a la Campa el Sellón, entronque con la pista procedente del Alto la Colladiella

Con rumbo NO, avanzamos por la pista llegando al área recreativa de La Colladiella bajo el pico L' Arquera donde se encuentra el Monumento al Minero

Cruzamos por el Alto de La Colladiella (848 m), paso natural entre los valles de Turón (Mieres) y Santa Bárbara (San Martín del Rey Aurelio)

Alejándonos del Alto la Colladiella mientras, al fondo, divisamos el Tres Concejos y varias cumbres del Cordal de San Mamés

Dejamos a nuestra derecha los prados de Los Pontaos

En este punto giramos a la izquierda para coger la pista que bordea el pico Las Cruces por su vertiente septentrional

Más adelante cogemos una pista hormigonada

Llegamos al Alto de La Mozqueta (o Alto de la Faya) (850 m), divisoria entre Langreo y Mieres

Yendo cómodamente por la pista, con rumbo Oeste, pasamos junto a la Campa Ablaneo, una buena finca con una cabaña

Llegamos a la Campa Urbiés (856 m), encrucijada de caminos donde encontramos varias cabañas y cuadras

Pasamos de caminar bajo la ladera Norte del Cordal de Longalendo a la Sur del Cordal de Urbiés, la ruta está dando mucho de sí...

Más adelante, llegamos a la Campa Les Abeyes (870 m)

Cogemos un  un desvío a la derecha que se dirige al pueblo de San Justo a través del PR AS-34 "Ruta del Cordal de Urbiés" teniendo al frente la espigada silueta del pico Cogollu

Más abajo, la pista pasa junto a la cuadra del Prau la Fuente y la Fuente la Preñá

Luego pasamos entre las cuadras del Prau Rigueiru y la Llana el Rebollal

Volvemos a girar hacia el Sur cuando pasamos junto a la cabaña de La Borroná de Belisario

La pista al tomar este recodo pasa entre las dos cuadras del Cantu la Borná

Pasamos por encima de Los Rebollos

Junto a la cuadra se encuentra una casa en estado ruinoso que atestigua que, en el pasado, este caserío estuvo habitado

Llegamos a la aldea de San Justo (740 m), considerado el pueblo más alto y antiguo de Mieres. En medio del mismo se levanta una ermita dedicada a los santos Justo y Pastor que posee un valioso retablo del s. XVII

Salimos de San Justo por Les Cases de Cul.lá donde antaño hubo un hospital de peregrinos

En el dintel de la casa está grabado un llamativo epígrafe fechado en 1795

Seguimos el camino hacia el Este, por donde discurre el PR-AS 34, pasando junto a la cuadra de La Borná

Luego bordeamos unas praderías para girar luego hacia el Sur

En poco tiempo llegamos a L' Artusu (600 m), lugar deshabitado desde los años setenta

Casa con corredor, cuadra, hórreo y buena fuente en el barrio de La Caleya

Siguiendo en llano vamos hacia la otra parte de la deshabitada aldea

Casas y cuadras en el barrio de El Col.léu (o El Caleyón)

De L' Artusu parte una pista hormigonada que baja hacia el Este

A nuestra izquierda dejamos El Corral del Quentu

Entramos en El L.léu (520 m) cuyo auténtico nombre desde tiempos remotos fue El Llago

Hay muy buenos caserones en este pueblo aunque muy deteriorados

Estas construcciones en piedra le dan un encanto rural a esta bonita aldea

Seguimos bajando por la pista en busca de la carretera general

A la altura del puente La Llera enlazamos con la carretera local AS-337 "Sotrondio-Figaredo"

En dirección Oeste, bajaremos por la carretera hasta Turón

Cruzamos por el Pozu Fortuna, que fue utilizado como fosa común en la Guerra Civil, arrojándose a ella cientos de cadáveres de vecinos del concejo ejecutados por un grupo de falangistas y fuerzas armadas. Desde 2003 se ha convertido en un lugar de recuerdo a las víctimas de la barbarie,  erigiéndose un monolito diseñado por Juan Luis Varela, titulado "La fragmentación de España"

Entramos en Puente Villandio (375 m), cuyo caserío se ha configurado en torno al puente de la carretera, que en el mismo lugar cambia de margen

Continuamos carretera abajo cuando pasamos por San Andrés (Santandrés) (330 m), asentamiento urbano que se expande a lo largo de la carretera, alineado a ambas márgenes de la misma y al cauce del río Turón

Nos acercamos a las instalaciones del pozo minero de Santa Bárbara (La Rabaldana). Inaugurado en 1913, profundamente remodelado y renovado entre los años 50-70, entró a formar parte de Hunosa en 1970 cuando la crisis del sector ya era insalvable, produciéndose el cierre definitivo de las instalaciones en 1995. Fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2009, convirtiéndose en el primer pozo minero asturiano en recibir esta distinción. El Ministerio de Cultura rehabilitará los castilletes, la sala de compresores y el pozo de ventilación de la mina

Llegamos a Lago sobre las 21 h poniendo punto final a esta extraordinaria ruta de algo más de 42 km y 2147 m de desnivel por tierras turonesas. Fue todo un descubrimiento caminar por rincones tan bellos y algunos desconocidos por mí y todo ello al lado de casa, un auténtico lujazo. Paisaje, etnografía y toponimia se aúnan en este reportaje que espero os guste y no os haya resultado muy pesado y largo, más no se podía resumir. Saludos y hasta la próxima. Agradecimientos a esos vecinos que, amablemente, nos facilitaron tantos nombres: Pepe, Javier y José Antonio (de Villandio), Tonín (de La Pará), Jorge (Ablaneo), Gaspar (El Colláu) y Justo (de Las Porqueras)